Follow by Email

viernes, 30 de diciembre de 2016

TRUJILLO, LA MUERTE DEL DICTADOR


Estas vacaciones de fin de año he tenido más tiempo para leer, en mi biblioteca tenía un libro esperando desde hace un par de años que lo leyese. En verdad es una obra que nos atrapa desde el comienzo, y es que la vida de uno de los dictadores latinoamericanos más crueles y la forma en que fue asesinado es digna de toda una novela, sien embargo, la obra de Bernard Diederich es el fruto de una investigación histórica bien documentada.
Sus 258 páginas divididas en 28 capítulos son el resultado no solo de una investigación histórica, sino el trabajo del autor, que como corresponsal de un periódico destacado en Haití, fue conocedor de primera mano de la vida del dictador y sus entramados. Como otros tantos dictadores en el continente, Trujillo recibió la colaboración y beneplácito del gobierno de los Estados Unidos de Norteamérica, triste porque a pesar de todos sus abusos, mientras fue pieza clave para los intereses de esa nación en la región, se hicieron de oídos sordos pero en cuanto fue un estorbo para la lucha que se avecinaba contra las guerrillas marxistas, fue descartado.
Indeciso desde un principio, el gobierno de esa gran nación apoyo timidamente a los complotados y les dejo solo cuando fueron capturados y brutalmente torturados. Esta es la trama que sigue la obra y de paso nos alimenta con los datos del tenebroso sistema de inteligencia y espionaje creado por el dictador y como siempre, el nefasto papel de aquellos serviles que dirigiendo estas oficinas, las desnaturalizan y vuelven centros de torturas y asesinatos.
bien articulada, la investigación discurre cronológicamente sin pasar por alto los acontecimientos más sobresalientes de la vida de Trujillo, su entorno familiar y la de sus funcionarios más allegados. El capítulo dedicado al atentado, rivaliza con cualquier película de Holywood, solo que esta es real, lo que sí, salta a la vista desde un principio, es que los complotados nunca elaboraron un plan en el caso de salir airosos en su empresa y por lo tanto, la sola muerte del dictador no causo el derrumbe del régimen, y aun cuando el hijo mayor de Trujillo tardo algunas horas en tomar las riendas del país, nadie en el entorno de Trujillo se dispuso con mano firme a detener a los funcionarios del gobierno, por el contrario, la indecisión y temor del único que pudo hacer algo, es notoria y al final coronó una cadena de errores, que ni siquiera considero un plan de escape, si las cosas fallaban.
Aun cuando el asesinato se consumó, nadie de los complotados sabía que hacer a continuación y después de horas de indecisiones, fueron objeto de una brutal cacería, al final todos los directamente involucrados fueron asesinados. Un libro que todo estudiante universitario del continente debería leer sin tapujos.

martes, 27 de diciembre de 2016

SEIS OBRAS FUNDAMENTALES PARA ENTENDER LA GUERRA EL SALVADOR-HONDURAS DE 1969





Ahora que estamos por cumplir 47 años de la guerra librada por estas dos naciones, es un buen momento para intentar analizar lo que se ha escrito sobre ella y recomendar, por mi parte, lo que considero las 6 obras fundamentales para entenderla. La bibliografía sobre éste hecho bélico no es muy abundante y en casi todos, se omite el estudio y análisis del factor militar, que es precisamente su objeto de estudio. Sin embargo, las obras seleccionadas nos permiten una comprensión mínima de lo que sucedió, sus factores desencadenantes y el resultado final de dicha guerra.
 
La primera obra fundamental es LAS 100 HORAS: La Guerra de Legítima Defensa de la República de El Salvador, del Dr. José Luís González Sibrián. Aparecida en 1972, la obra de 404 páginas es considerada la más completa escrita del lado salvadoreño, gracias al acceso privilegiado que tuvo su autor con el Ministerio de la Defensa salvadoreño y que le permitió ahondar en datos y hechos desconocidos para el público en general.
El autor recrea los tres escenarios bélicos que las FFAA salvadoreñas constituyeron para atacar a Honduras, por tanto abarca el despliegue y formación de las unidades militares que conformaron cada escenario (Teatros de Guerra). También se incluyen las descripciones de la campaña aérea y por lo tanto, son, hasta ahora, la única referencia sobre el despliegue y actuación de los militares salvadoreños en éste conflicto.
Lógicamente, dicho detalle es casi inexistente a la hora de cruzar las fronteras, como era de esperarse, el autor hace referencia al despliegue bélico hondureño a partir de los informes de inteligencia que sobre las FFAA hondureñas poseía el ejército salvadoreño, la mayoría del cual, ha sido erróneo, quizás esa ha sido su principal debilidad. Otro problema fue el de las referencias o citaciones de los documentos y nombres de los entrevistados que el autor omite a lo largo de toda su obra, esto nos ha dejado sin la posibilidad de poder contrastar posteriormente dichas afirmaciones o datos históricos.
Sin embargo y pese a estas dificultades, sin  leer ésta obra, no se puede entender el desarrollo del conflicto y ni tener una idea clara de la dimensión bélica del mismo, tan es así, que hasta ahora, ningún historiador ha podido entregar una obra de igual o mayor relevancia.
Para completar éste cuadro de las actuaciones de ambos ejército es necesario acudir a mi otra propuesta, EL SALVADOR, ESTADOS UNIDOS Y HONDURAS: La gran conspiración del gobierno salvadoreño para la guerra de 1969, del Cnel. César Elvir Sierra. Militar hondureño y veterano de dicha guerra, el Cnel. Elvir Sierra describe con lujo de detalles en sus 545 páginas el despliegue, conformación y liderazgo del ejército hondureño que peleo esa guerra; aunque, como en el caso salvadoreño, la información del Orden de Batalla (OB) de las FFAA salvadoreñas es completamente equivocado.
El autor, en éste caso utiliza el OB salvadoreño de más o menos  principios de 1980. A pesar de ello, es la obra que recoge con más detalle la actuación hondureña en 1969. La obra presentada en 2002, es considerada el más serio intento hondureño por describir dicho conflicto. Ambas obras, nos dan un cuadro más completo de los dos ejércitos, aunque contrapuestas, dichos libros son referencias obligadas para los estudioso de ésta guerra.
En tercer lugar tenemos el libro, LA GUARDIA NACIONAL EN CAMPAÑA (Relatos y Crónicas de Honduras). La obra publicada en 1971, representa las pocas historias que sobre unidades militares específicas que participaron de ésta guerra, existen hoy día. Su autor, el Coronel salvadoreño, Lovo Castelar, recoge la participación de la Guardia Nacional, principalmente en el Teatro de Operaciones Norte (TON). El libro describe la que se considera la penetración más profunda y de mayor relevancia hecha por el ejército salvadoreño destinada a colapsar todo el Frente Sur-occidental hondureño.
    

El Cnel. Lovo Castelar fue un testigo excepcional, ya que acompañó al Gral. Medrano, comandante de la GN, en su Puesto de Mando a medida que se internaba en el territorio hondureño. Su excepcional participación como testigo y actor de ésta guerra, le convierten en un conocedor de primera mano del papel de esta unidad en la guerra, a esto hay que agregar, que mientras escribió la referida obra, tuvo a su disposición los diarios de operaciones y memorias de las unidades que conformaron el Destacamento de la Guardia Nacional que participó en el conflicto, es por ello de un valor incalculable para nuestros historiadores.
Del lado hondureño, el libro que más se le acerca al anterior, en cuanto a detalle y descripción de una unidad militar es EN EL CIELO ESCRIBIERON HISTORIA, del autor Orlando Henríquez. Aparecida en 1972, la obra describe día a día la participación de la Fuerza Aérea hondureña (FAH) en la guerra y aunque solo abarca el componente aéreo, es sin duda una obra de referencia para entender las limitaciones del poder aéreo y su uso en apoyo a las operaciones terrestres. Las 154 páginas del libro, dan pequeños resúmenes de las operaciones aéreas de la FAH, que sin embargo incluyen la casi totalidad de sus naves aéreas, de ahí la importancia histórica de la referida obra.
 Mucho se ha hablado del poder aéreo hondureño durante la guerra pese a que la mayoría de combates y misiones aéreas se desarrollaron sobre territorio hondureño, lo que demuestra la fragilidad con que se ha escrito la historia de ésta guerra, poco estudiada y entendida, hay que saber navegar en la bruma de sus escritos para extraer el mayor acercamiento posible a la verdad de los hechos, sin duda, un libro infaltable para entender ésta guerra.
En el quinto lugar tenemos LA GUERRA EL SALVADOR-HONDURAS ILUSTRADA, de los autores David Spencer y Herard Santos. El libro publicado en Julio de 2009, es un intento por describir la guerra a partir de la fotografía. Muy bien logrado, sus 109 páginas en papel cuche (fotográfico) nos llevan por los recovecos de éste conflicto utilizando magníficas instantáneas de la época (provenientes la mayoría de colecciones privadas y públicas hasta hace poco dadas a conocer). El formato del libro y la utilización de fotos en tamaño grande, hacen el deleite de éste libro, la información detallada agregada al final de la misma, en el que se explican, no sólo la acción fotográfica, sino que se agregan explicaciones sobre armas, uniformes y equipos utilizados por ambos ejércitos, la vuelven muy completa.
Es precisamente la fotografía, el principal atractivo de la obra, éste formato hasta hace muy poco intentado en otras obras salvadoreños, nos provee de un raro estudio sobre los ejércitos, en éste caso del salvadoreño y el hondureño a partir del registro fotográfico, no puede pasarse por alto esta obra para entender la guerra librada por ambos países. En la obra cobra especial atención, los primeros informes históricos sobre la planificación de operaciones aerotransportadas que ejecutarían los paracaidistas salvadoreños en suelo hondureño, es pues, un nuevo aporte a la historia de ésta guerra librada en Julio de 1969.
        

Por último pero no menos importante, tenemos EL CONFLICTO HONDURAS-EL SALVADOR (1969), de James Rowles. Ésta obra es quizás, la mejor conseguida sobre aspectos no propios de una guerra, me refiero a aquellos aspectos como la política, la diplomacia y los campos jurídicos, sociales y económicos siempre aparejados a un conflicto. Rowles es el que mejor ha conseguido recrear estos aspectos y presentarnos en 1980, un trabajo más refinado sobre tales tópicos. Son aspectos que no pueden dejarse de lado si queremos entender el contexto en que se libró ésta guerra y las consecuencias del mismo.
Sus 303 páginas están llenas de datos de referencia que son importantes pues nos permiten hacer comparaciones y sacar nuestras propias conclusiones sobre estos aspectos y su validez o no, en el campo militar de los hechos. Esta es mi pequeña contribución en un aniversario más de ésta guerra, claro que ha sido difícil para mí seleccionar las que considero LAS SEIS OBRAS FUNDAMENTALES PARA ENTENDER LA GUERRA EL SALVADOR-HONDURAS DE 1969, hay muchas otras, de ambas partes, pero como repito, estas son las que selecciono como tales.




domingo, 18 de diciembre de 2016

MIRAGE: UNA LEYENDA

De la colección de la editorial San Martín, Armas N° 30, del autor Pérez San Emeterio. Un interesante libro sobre una de las máquinas de guerra aérea más exitosas de la industria gala y del hombre visionario que lo hizo una realidad, Marcel Dassault, sus 6 capítulos repartidos en sus 160 páginas dejaran satisfechos a los estudioso del arte militar, en nuestro caso, ha sido muy ilustrativo teniendo en cuenta que Latinoamérica despositó en gran parte de fines del siglo XX, en ésta excelente aeronave la defensa de sus cielos, viendo acciones de combate en las guerras libradas por Perú y Ecuador, surcando el Atlántico Sur para desafiar a una de las marinas más letales de nuestra época, la Royal Navy o proveyendo el apoyo aire-tierra cercano a las tropas colombianas en su larga guerra contra la insurgencia de la FARC y del ELN.
Estudiar los comienzos y el perfomance de ésta aeronave me ha ilustrado en temáticas que actualmente estoy abordando sobre aspectos de la guerra aérea en los cielos salvadoreños y el Líbano, aspectos como la definición de cazas de superioridad aérea, caza-bombarderos o aeronaves de combate polivalentes tienen ahora, más sentido para mí. los entrecejos de la política, el pensamiento obtuso de algunos de nuestros militares y el secreto que rodea el universo de la fabricación, venta y uso de las naves aéreas que hoy por hoy, se han ganado un lugar en la historia de la aviación mundial.
La ingeniosa idea de Dassault de aprovechar los componentes básicos como la célula de la nave, los que le permitieron efectuar un desarrollo más rápido y mucho más barato que si todo se hubiese fabricado nuevo, como gustan los estadounidenses, resultando en una aeronave cuyo desempeño ya ha sido probado y sobre ello, agregar las  nuevas tecnologías y adelantos que le permitieron mantener el diseño original actualizado constantemente.
Son mayor conocidos por su ala en delta, que ha marcado la aerodinámica de su vuelo y su comportamiento, mucho más exitoso que sus contemporáneos americanos como el F-104G. Sin embargo, el ala Delta es al mismo tiempo el talón de Aquiles en el Mirage III-5 que le costaron serias limitaciones en el aterrizaje de la nave. Problema de las alas Deltas en los vuelos a baja altura precisos para aeronaves de ataque a tierra.
La Joya de la corona de esta familia de exitosas aeronaves sería el Mirage IV-A, que durante muchos años fue la punta de lanza de la fuerza nuclear francesa, se trataba de un birreactor biplaza de ala Delta destinado a misiones de bombardeo estratégico, capaz de alcanzar una velocidad de Mach 2.2 y de un alcance de 800 millas que puede extenderse merced al reabastecimiento aéreo.
Los invito a adentrarse en un mundo salpicado de datos técnicos, sí pero guisados con mucha información de su desempeño, éxitos y fracasos, todo con increíbles fotografías, como es común en ésta serie editorial de la San Martín.

jueves, 15 de diciembre de 2016

COLOMBIA, LABORATORIOS DE EMBRUJOS


Una obra que no se aparte del guión de la izquierda intelectual al presentarnos una trama entretejida en la lucha de clases salvadora de los pueblos. Sus 373 páginas son la repetición de un estribillo que a lo largo de todo el continente Americano han propagado autores que diz que nos hablan de la historia de nuestras guerras, tampoco se trata de defender instituciones o personas que deben hacer su propio examen y aceptar sus equivocaciones, para eso están nuestros historiadores, para presentarnos estudios balanceados que nos permitan entender los entresijos de los conflictos que han plagado nuestro continente, sin colocar nuestro corazón ideológico antes que el resultado de una verdadera investigación.
Sabemos que algunos escriben para defender ideas y a personas, éste es el principal problema de nuestros escritores e historiadores, sin quitarse esa venda, muy poco podemos aprender de nuestro pasado, de nuestros aciertos o errores, como estudioso de nuestros conflictos trato de aportar mis ideas a éste debate y como siempre lo he dicho, aún en este tipo de libros, algo bueno puede rescatarse.
Me intereso sobre manera la mención a los manuales de campaña que implemento el ejército de Colombia en su lucha contra las guerrillas y las bandas del narcotráfico, sobre todo ahora que se ha firmado la paz en aquel país, después de más de 52 años de guerra. Los especialistas en temas de insurgencia y contra-insurgencia deberán ahora, realizar sus estudios y proveernos las lecciones aprendidas de éste conflicto, es en éste contexto que la referida obra nos puede ayudar al ubicar algunos de los elementos doctrinarios utilizados por el ejército colombiano.
La mención de las políticas de seguridad interna y en ellas, la preeminencia a la implementación de un buen sistema de inteligencia, son otro importante dato en ésta obra, ellas y la creación de una vigorosa fuerza territorial (Defensa Civil) fueron capaces de arrebatarle la iniciativa estratégica a los movimientos insurgentes y con la ayuda de la alta tecnología, asestar duros golpes a la dirección estrategica de dichos grupos subversivos.
El señalamiento de abusos de autoridad, crímenes de guerra, secuestros y otros, atribuidos al Estado y sus fuerzas militares y de policía, son otro problema que deben enfrentarse con madurez y verdadera crítica para, de ser ciertos, obtener las enseñanzas pertinentes y crear las reformas adecuadas en estas instituciones para evitar que se repitan en un futuro. Lecciones aprendidas en Sudáfrica y en nuestro propio país nos recuerdan siempre la fragilidad del ser humano confrontado en una lucha donde el profesionalismo y nuestra propia humanidad, deben constituir la norma y no la excepción en la conducta de los ejércitos en éstas fratricidas luchas.
La obra dedica mucho al fenómeno de lo que ha pasado a conocerse como el Paramilitarismo, como expresión peyorativa para describir el surgimiento y consolidación de los paramilitares en Colombia, una estructura que ganó autonomía propia, volviéndose un elemento de terror más en el accionar de los grupos violentos colombianos. Una lección que debe ser aprendida y estudiada en nuestros centros de enseñanza militar.
Otro tema tratado muy superficialmente en la obra, es la cuestión de las unidades de Soldados de Mi Pueblo, esa organización territorial que vino a significar la recuperación de los territorios bajo influencia subversiva por el Estado y que en definitiva, creó las condiciones necesarias para arrinconar a las guerrillas y llevarlas a las conversaciones de Paz, esa Paz que ahora se ha logrado.

sábado, 26 de noviembre de 2016

THE SAS ENCYCLOPEDIA


Una de las obras más satisfactoria que he leído, sus 288 páginas están llenas de interesantes datos sobre una de las unidades de Elite más famosas en el mundo, el SAS (Special Air Service), dividida en tres grandes áreas, las que recogen no solo la historia de la unidad desde la Segunda Guerra Mundial, sino que se explican la doctrina de combate, las destrezas, técnica y tipo de misiones que cumple éste regimiento. Se agrega además, una sección sobre las armas que utilizan. Definitivamente una recopilación completa sobre ésta unidad que oficialmente recibe el nombre de 22 Regimiento SAS a finales de 1951, durante su campaña en Malasia.
Su nacimiento sin embargo, se sitúa en Julio de 1941 y su primera acción de combate en noviembre de ese mismo año, precisamente durante la ofensiva del ejército británico contra las fuerzas Ítalo-alemanas del Afrika Korps. Sería en Malasia, donde su táctica para obtener el apoyo de la población local, conocida como "Ganarse los corazones y mentes" se volvería popular en cualquier campaña contrainsurgente y la salvadoreña no fue la excepción tampoco. Otra frase muy común para el SAS en aquella época fue la designada para referirse a la mayoría de sus operaciones: "Búsqueda y Destrucción", frase que alcanzó su mayor exponente durante la guerra de Vietnam.
Su lema es "Quién se atreve, gana" y para finales de los años cincuentas, los graduados del curso de entrenamiento inicial, recibían su clásica insignia, la Daga con alas, la cual portan con orgullo. Organizado en patrullas de 4 hombres, su capacidad de patrullaje en la profundidad de la selva, tanto en Malasia como en Borneo, son legendarias. Cuatro de estas patrullas formaban una Tropa y cuatro Tropas formaban los Escuadrones de combate llamados Escuadrones Sabre.
Es importante señalar que el autor hace mención de una nueva técnica que deberían dominar los miembros del SAS y que conforme pasara el tiempo, se volvería de obligatorio dominio en la comunidad de fuerzas especiales, me refiero a la recolección de inteligencia urbana y las operaciones encubiertas, actividades que el SAS introduciría hacia finales de su intervención en Aden 1964-67. El SAS crearía su primer centro de enseñanza de técnicas de combate en áreas cerradas y la conducción de misiones clandestinas en áreas urbanas.
En septiembre de 1969, el SAS se desplegó por vez primera en Irlanda del Norte, donde se seguirían depurando las técnicas del combate urbano. Su acción mas famosa y conocida fue la que ejecutaron durante el salto a la embajada de Irán en Inglaterra, durante la operación Nimrod, el 30 de abril de 1980, una de las acciones más exitosas del regimiento. Sin duda, es una obra infaltable en la biblioteca de los estudiosos del arte militar, recuérdese que en el caso salvadoreña, el SAS sirvió de inspiración para la formación de las patrullas Hacha del GOE (Grupo de Operaciones Especiales).

martes, 8 de noviembre de 2016

EL ESTADO Y LA ABOLICIÓN DEL EJÉRCITO 1914-1949


Pocos libros se han escrito sobre la historia del ejército costarricense, muchos para perpetuar mitos interesados sobre aquel país y su ejemplar democracia, pocos, sin embargo, han colocado en el tapete los datos concretos que nos permiten estudiar su formación y los hechos y el contexto que le llevo a su desaparición. En ésta obra, su autora nos presenta una ponderación más objetiva de tales situaciones, respaldada por datos y estadísticas que vuelven más interesante su lectura.
La obra se compone de 4 capítulos en 228 páginas, que ilustran desde la falta de un ejército colonial al momento de la independencia de España, el sitial de honor alcanzado durante la guerra contra los filibusteros de William Walker, hasta su máxima influencia política y militar alcanzada en la nación hacia 1921. Un dato que me sorprendido fue que la influencia alemana en Centroamérica, durante finales del siglo XIX y la primer mitad del siglo XX, fue mayor en Costa Rica que en El Salvador, sin duda que la disponibilidad de una costa caribeña jugo un papel importante en esta situación.
Sin embargo, a diferencia de lo ocurrido en El Salvador, en Costa Rica, la influencia germana en el ejército local, desapareció rápidamente luego de la Primera Guerra Mundial. Hay desde entonces, en aquel país, un manifiesto esfuerzo por adelantar la instrucción profesional del ejército y dotarlo del necesario entrenamiento y equipamiento a la luz de los nuevos adelantos tecnológicos en armas y tácticas puestos de manifiesto en la primera conflagración mundial.
He seguido especialmente la lectura sobre el aparecimiento del aparato de investigación (Policía Secreta) costarricense por ser un tema al que soy muy asiduo sobre nuestra región. Estos cuerpos de detectives, como en un principio fueron llamados, datan de principios del siglo XX y constituyeron la columna vertebral en que se cimento el control y disciplina ejercida por los gobernantes sobre los cuerpos militares y policiales del país, al que se agregaría casi de inmediato, el control sobre los desafectos al régimen.
Es hacia 1920 que el gobierno del país, decide cambiar el nombre de la Secretaria de Guerra y Marina por el de Seguridad Pública, cartera bajo la cual se encontró tanto el ejército como la policía. luego de la guerra civil de 1948-1949, el ejército sería abolido, sobreviviendo únicamente el cuerpo policial, tal como ahora es en la actualidad. En definitiva, un interesante estudio académico sobre una de las instituciones militares poco estudiadas de nuestra región, obra que por tanto, merece un espacio en nuestra biblioteca profesional.

miércoles, 26 de octubre de 2016

LA EPOPEYA DE LA INSURRECCIÓN


Una interesante obra escrita por uno de los hermanos Ortega, quién como dirigente del FSLN, primero y jefe del EPS despues, es uno de los actores más emblemáticos del conflicto nicaraguense y por tanto, objeto de estudio para éste comentarista. Sus 510 páginas son algo tediosas de leer, pues no estan acompañadas ni de mapas que nos puedan situar en los frentes de guerra, ni de fotos que nos permitan ponderar el estado de las fuerzas enfrentadas.
Pero interesante porque deja en claro los canales del apoyo externo-militar que recibieron a lo largo de la lucha y de cómo, hoy día, los diferentes grupos que otrora constituyeron el FSLN, se adjudican ser los verdaderos revolucionarios y dirigentes de ésta lucha, como me decía alguién, hay que entreleer para sacvar lo mejor de ésta obra. Es raro encontrar en alguién de izquierda, una clara crítica a la teoría del Foco como una estrategia válida para la revolución nicaraguense, teoría que los cubanos han defendido a capa y espada y que se ha demostrado, fue un rotundo fracaso en los movimientos insurgentes en Latinoamérica.
Ya desde los años 50s, el movimiento insurgente nicaraguense, que todavía no contaba con el FSLN, se dedica a construir las bases de un movimiento armado, que pese a diversos intentos, no logra cuajar debido a la falta del apoyo popular, como en Guatemala, la insurgencia no logra identificarse con la las luchas del pueblo y son, en la práctica, aniquilados por los efectivos d ela Guardia Nacional.
En 1963, el grupo que luego sería conocido como FSLN, ejecuta dos acciones históricas de relevancia en la región, ya que nos permiten ubicar dos conceptos subversivos que luego se emplearían en casi toda la región, me refiero al concepto de acciones de propaganda armada y las de recuperación económica, semántica que les permite a los marxistas-leninistas en el continente disfrazar el secuestro y el asalto a bancos, como objetivos legítimos de su lucha.
No estoy para juzgar si fue correcto o no, me interesa señalar el aspecto histórico de estas acciones y como los demás grupos subversivos centroamericanos harían suyas esta semántica revolucionaria. Quizás lo más interesante para mí, es saber que casi siempre, los movimientos rebeldes que explican su accionar en el combate contra el ejército, y los sandinistas no fueron la excepción, tienden a asegurar que en algún punto de su lucha encontraron el equilibrio militar entre sus fuerzas y las gubernamentales.
Afirmaciones muy lejos de la verdad, ni los sandinistas, ni los guatemaltecos lograron tal paridad en sus fuerzas militares, en el caso de Nicaragua, serian las revueltas callejeras de la población no organizada, la que daría al final, la victoria sobre Somoza, sirviendo en bandeja de plata tal victoria a la única organización capaz de administrarla y hacerla suya, el FSLN. Pese a toda la grandilocuencia con que revisten su lucha contra Somoza, lo cierto es que nunca tuvieron la capacidad militar, en aquel momento, para disputarle a la Guardia Nacional el predominio militar.
Fue el pueblo nicaraguense el que acabo con una de las dictaduras militares más oprobas en nuestro continente. Sin embargo, la lectura de éste libro es altamente recomendable, ya que nos habla con detalle de las relaciones militares y económicas que el FSLN estableció no solo con la Libia de Quadafi, sino también con la Corea del Norte del Kim Jong-il y la OLP de Yasser Arafat, mismos que veríamos actuar en los años 80s, cuando sus pupilos sandinistas enfrentaran a la Contrarrevolución, amén de apoyar a los rebeldes salvadoreños del FMLN.

viernes, 23 de septiembre de 2016

¿QUÉ HA FALLADO EN IRAK?

Un libro que debería ser cabecera de todo líder militar, el autor expone con diafana claridad sus argumentos sobre los errores cometidos en Irak y las enseñanzas que el ejército ha obtenido pese a ello. Fue claro para los militares y analistas del Pentágono, que desde el inicio de la fase de consolidación, luego de la derrota del ejército iraquí, la situación se deterioría rápidamente sino se conseguía establecer una mínima seguridad y se comenzaba con la reactivación de la economía, fue entonces, cuando se aprecio lo inapropiado que estaba el gobierno estadounidense para encarar la reconstrucción de un país devastado por la guerra, enseguida fue evidente que la carga de tal tarea recaería en la única institución capas de realizarla, el Ejército. 
Sin embargo, las decisiones del mando político dejo  en una situación precaria a los militares, ya que la premisa de su utilización en Irak, fue siempre la del menor costo y el menor número de tropas empleadas, lo que volvio casi insoluble aceptar las nuevas obligaciones de seguridad en todo el país, las consecuencias de todo esto fue el surgimiento de una resistencia que poco a poco cobró fuerza, volviendose un desafío mayor. Al final, Estados Unidos tuvo que abandonar Irak en medio de un tremendo caos, que aún hoy día, sigue impidiendo el desarrollo democrático de aquella nación.
Una de las enseñanzas más importantes de ésta guerra fue a nivel de Doctrina, la concepción del ejército para encarar la guerra a partir de sus más recientes actuaciones (la primara guerra contra Irak y Kosovo, entre otras), Estados Unidos abandonó (como bien lo dice el autor del libro, el Gral. Wesley K. Clark, cuyos 33 años de servicio en la FFAA estadounidenses le acreditan sus opiniones sobre éste tema) la concepción de Frente y Retaguardia existente desde la PGM y pasaron a concebir el campo de batalla como un combate de profundidad, uno de proximidad y otro en la retaguardia.
Toda unidad desarrollaría este concepto en su nivel, permitiendolo una enorme flexibilidad a los comandantes en el campo de batalla. El empuje de las tropas con el apoyo aéreo y de artillería, aunado a la más alta tecnología disponible, permitio a éste excepcional ejército derrotar contundentemente al iraquí. Lastimosamente, su experiencia para ganar guerras no ha sido homologada y estudiada en el otro espectro de la misma, es decir, aquella fase de consolidación o de reconstrucción como se le llama también.
Estos son los errores y aciertos que examina el Gral. Clark y que se vuelven un deleite para los estudiosos del arte militar. Cabe destacar, para mí, el uso de los paracaidistas de la 173 Brigada Aerotransportada, que ejecutó un salto clásico de paracaidistas, reivindicando con ello, que el uso de estas fuerzas en su clásico papel, aún es de importancia en el campo de batalla moderno, haciendo a un lado el mito de que el helicóptero había hecho desde Vietnam, innecesaria éste tipo de fuerzas.
En fin, es un libro infaltable en nuestras bibliotecas, sus 206 páginas, divididos en 6 capítulos, les dejaran más que satisfechos.

sábado, 10 de septiembre de 2016

OFICIO DE CANÍBALES: MILITARES Y GUERRILLEROS EN El PATUCA 1983


Leí la obra de 252 páginas con mucho detenimiento, a pesar que el auto quiere dar un aspecto romántico a la lucha del Dr. José María Reyes Mata, líder del PRTC (Partido Revolucionario de los Trabajadores Centroamericanos), filial Hondureña que en 1983 decide iniciar la lucha armada contra el gobierno hondureño, en pleno apogeo de la crisis militar Centroamericana. Cómo todo escritor de izquierda, los aspectos de la lucha armada comunista en la región son presentados como una especie de cruzada democrática que olvida que su sustento ideológico y pragmático esta en las dictaduras de los partidos comunistas en la entonces URSS y la Cuba de los hermanos Castro.
Pese a todo ello, el análisis de la táctica y estrategia adoptada por el PRTC hondureño es detallada y muy congruente con lo que en realidad paso. Por ello, creo que la lectura de éste libro es altamente recomendada, una serie de errores de apreciación en el liderazgo de éste grupo rebelde, es una valiosa enseñanza para los futuros líderes militares que encaren desafíos similares. 
Desde el secuestro del gerente de la Texaco, Arnold Quiroz, efectuado en San Pedro Sula, el 17 de Abril de 1980 hasta el ingreso de la columna armada del PRTC desde Nicaragua, el 19 de Julio de 1983, la guerrilla hondureña no dejo se ser un débil movimiento, más urbano que rural que nunca logró cuajar su aparato armado, incluso, ya para Julio de 1983, durante el ingreso de la guerrilla liderada por Reyes Mata al Patuca, era evidente que su estructura urbana estaba casi destruida o tan debilitada que ni siquiera pudo construir las bases de apoyo logístico que le hubiesen dado alguna oportunidad a los combatientes rurales de sobrevivir las acciones del ejército.
También es importante lo que señala el autor sobre el descontento que provocaba el entrenamiento militar de los soldados salvadoreños en el CREM (Centro Regional de Entrenamiento Militar), organizado por los estadounidenses, es interesante ver como, a pesar de éste impuesto apoyo a los salvadoreños, la mayoría o un importante grupo de oficiales hondureños o resentía, pues consideraban a su ejército mucho más débil que el salvadoreño y mucho más peligroso que el sandinista en Nicaragua.
Muy aleccionador para éste lector, fue la parte dedicada al análisis del liderazgo militar de Reyes Mata, su escasa preparación y la serie de errores de conducción cometidos a lo largo de su avance desde la frontera nicaraguense hasta la región del Patuca donde literalmente serían casi exterminados, la muerte por hambre, las numerosas deserciones, los capturados y los escasos combates, terminarían con los rebeldes, una interesante lección para la historia centroamericana.

lunes, 22 de agosto de 2016

BATALLAS DESIGUALES


Un amigo mexicano me obsequió esta obra, al principio no le di mucha importancia hasta que una tarde decidí leerla, en hora buena, es uno de aquellos libros interesantes por el novedoso abordaje que se hace de la historia militar, en éste caso, el autor nos plantea la forma en que se libraron algunas batallas alrededor del mundo en muy diferentes circunstancias, más que la explicación pormenorizada de las operaciones y los ejércitos, el autor nos presenta un estudio a partir de los imponderables que le permitieron a escasas fuerzas derrotar a otras mayores y sobre todo, del peso del liderazgo militar en estas acciones de guerra.
Las 335 páginas del libro abarcan un total de de 7 grandes capítulos que nos ubican desde aquellas batallas libradas en la conquista de América por los españoles hasta las primeras batallas libradas durante la Segunda Guerra Mundial, tres de los capítulos han sido mis favoritos, el capítulo 4, el 5 y el 6. El capítulo 4 esta dedicado al análisis de la maniobra por líneas interiores ocurrida en lo que se conoce como batalla de Tannenberg, en la Prusia Oriental de lo que fuera Alemania en 1917, en plena guerra mundial.
Es interesante cómo el autor nos ubica en el campo de batalla y el peso que aportaron en él, elementos como la logística, el terreno, las vías de comunicación, el entrenamiento de las tropas y el liderazgo de los conductores militares. Todos estos conceptos, de riguroso estudio en las academias militares de la actualidad. Algunos mitos se derrumban y aparecen otras circunstancias no valoradas o disminuidas en su aporte por los historiadores del siglo XX.
El capítulo 5 esta dedicado a la batalla de Caporetto y el uso de la infantería de montaña. Grato para mí, fue encontrar un resumen pormenorizado de las acciones del joven Teniente Erwin Rommel, demostrándose con mucha anterioridad, la brillantes, el arrojo y la capacidad en la conducción de tropas del que sería conocido como el Zorro del Desierto durante la Segunda Guerra Mundial. El autor pone entredicho la afirmación de que las tropas italianas no combatieron y se derrumbaron a los primeros cañonazos, aportando las listas de bajas que atestiguan que los italianos si combatieron y muy duro, en esta batalla.
Por último, el capítulo 6 nos trae a la mente las osadas operaciones de los paracaidistas alemanes al tomar por asalto los cruciales puentes sobre el Mosa y la fortaleza de Eben- Emael (en Bélgica), el 10 de Mayo de 1940, durante los audaces saltos al comienzo de la Segunda Guerra Mundial. El análisis del autor sobre los factores de la sorpresa, el secreto, el entrenamiento, las armas y la novedosa concepción de la forma de ataque, que los paracaidistas alemanes ejecutaron en esas operaciones, es soberbia. La admiración es mayor, si se toma en cuenta que los paracaidistas alemanes estuvieron en franca inferioridad númerica en las fases críticas de las acciones militares.
Escrito en un lenguaje muy ameno, el libro es un clásico que todo estudioso del arte militar debe contar en su biblioteca.

viernes, 19 de agosto de 2016

AEROTÉCNICOS MEMORIAS DE GUERRA


Es una de las pocas obras que he leído cuya lectura lo atrapa a uno desde el inicio, sus narraciones nos describen la vida cotidiana que tuvieron aquellos hombres que vimos caminando junto a las aeronaves a las cuales servían, llenándolos de combustible, preparando sus armas,en fin, revisando que la máquina aérea estuviera lista para cumplir su misión en una guerra de 20 años (1972-1992), si, esos hombres de gabachas azules, anaranjadas, uniformes verde olivo, camuflados o de tantos colores, sí, me refiero a los aerotécnicos del grupo MAC (Material y Apoyo de Combate) de la FAS (Fuerza Aérea salvadoreña).
En nuestra reciente bibliografía del conflicto interno, es la primera publicación sobre un grupo de especialistas de la FAES, fáciles de leer y entender, las narraciones de los integrantes de éste valeroso grupo en la pluma del autor de la misma, nos adentran en un mundo de aventuras, de peligros, de sin sabores pero también de alegrías, de satisfacción por el deber cumplido. He bautizado a su autor como el historiador no-oficial del Grupo MAC debido a los numerosos escritos históricos que le ha dedicado a la historia del Grupo, siendo su primer trabajo, la reseña histórica del Grupo que le encomendara la FAS en los años noventas y que constituye su legado histórico más tangible.
Encontrar las historias de los primeros ataques aéreos a los campamentos dela guerrilla, el uso del helicóptero Lama como bombardero, la creación del primer grupo de artilleros de helicópteros, son solo algunas de las historias que describen el papel de éste grupo y que hasta ahora se encontraba totalmente desconocido, tanto para el público como para los estudiosos del conflicto salvadoreño, los cuales habían pasado por alto, el papel y la importancia de su aporte en la operatividad de la FAS.
Sus 230 páginas nos llevan por las alturas, ya sea en la cabina de los helicópteros, disparando sus ametralladoras o dejando caer sus bombas; trabajando incansablemente en sus diferentes talleres para mantener en vuelo las diversas aeronaves; modificando sus intrumentos o cambiando sus partes bajo el fuego enemigo en unas hazañas nunca vistas en Latinoamérica.
Pese a que el trabajo de los aerotécnicos es bastante técnico, el autor ha sabido combinar la narrativa amena que soslaya lo puramente técnico, permitiendole al lector disfrutar de cada párrafo y descubrir hechos hasta ahora desconocidos como el ataque a Puerto Sandino y al aeropuerto de Managua, en septiembre de 1983, ejecutado por aeronaves de la Fuerza Aérea salvadoreña, sea el primero en descubrir cómo vivio la FAS la ofensiva insurgente de noviembre de 1989 y viva junto a las tripulaciones de pilotos y aerotécnicos, las misiones de ataque aire-tierra o de apoyo aéreo cercano que estos valientes hombres cumplieron como parte de su misión en esa ofensiva.

lunes, 1 de agosto de 2016

LA GUARDIA NACIONAL EN CAMPAÑA


La primer obra que leí sobre la guerra contra Honduras en Julio de 1969. Su lectura me atrapó desde un inicio y es que las crónicas tienen ese sabor que nos impide separarnos del libro hasta que lo terminamos. La obra del Cnel. Lovo Castelar, en sus 185 páginas y sus 36 capítulos, nos adentran en la organización, despliegue y acciones de armas que cumplió uno de los cuerpos militares más singulares del ejército salvadoreño, pese a que orgánicamente siempre se le consideró un cuerpo de seguridad pública, la GN fue siempre un cuerpo especial adscrito al ejército y que en tiempos de guerra se sumaba a éste como en efecto sucedió en Julio de 1969.
Escrita con lujo de detalles, ya que el autor fue uno de los integrantes del Estado Mayor en campaña de la GN y por lo tanto testigo excepcional con las fuerzas que acompañaron al Gral. Medrano en su profundo ataque a la retaguardia enemiga, en el TON (Teatro de Operaciones Norte), cuyo objetivo era hundir el Frente Sur-occidental hondureño. Uno puede seguir paso a paso, el avance de las compañías de la Guardia Nacional, los problemas logísticos que enfrentaron para aprovisionar ésta avanzada y los combates que sostuvieron con las tropas y civiles hondureños que intentaron detener su avance.
Aquí encontramos a los que posteriormente serían líderes natos en el ejército salvadoreño durante el conflicto interno 1972-1992, hombres como Monterrosa, D´abuisson, Marenco y otros, forjaron en ésta guerra su espíritu guerrero, forjaron su liderazgo que cautivó a centeneras de soldados, los que
les siguieron hasta el mismo infierno de los combates.
No hay duda que la obra es una de las pocas que contribuyen al esclarecimiento de lo que fue ésta guerra y representa un testimonio histórico sobre el arte militar que las tropas salvadoreñas llegaron a dominar. la descripción de la toma de Llano Largo, el día 17 de Julio, acción de guerra en la que participa el mismo Gral. Medrano, magistralmente descrita en el libro, nos confirma el liderazgo innato del Gral. Medrano y su ascendencia sobre los jóvenes oficiales que le acompañaron.
Sin duda, la obra les atrapará desde el inicio, ahora que el Círculo de Escritores Militares (CEM) ha rescatado esta joya de la historia militar salvadoreña, se le puede adquirir y disfrutar.

martes, 19 de julio de 2016

JUSTA INTERVENCIÓN


Interesante libro sobre la guerra en Guatemala, dividido en 11 capítulos que comienzan con la historia de los señoríos guatemaltecos antes de la conquista y termina con la reorganización del ejército en 2004. Las 255 páginas de la obra son muy pocas para la extensión de semejante período, sin embargo, arroja luz sobre la vida y organización del ejército en cada periodo de la historia tratada, es a mi juicio, lo más importante del libro.
El autor, Cnel. Escriba Pimentel, nos lleva por los caminos ignorados de la historia del conflicto guatemalteco y abunda en detalles sobre la conformación, organización y armamento del ejército y su entorno político, del cual se convertiría en ejecutor y representante, es en resumen, una historia militar y política del ejército, ese que durante 36 años libró una de las más prolongadas y violentas contrainsurgencias que asolaron nuestro continente.
Es interesante saber que en 1918, al final de la Primera Guerra Mundial, una misión militar francesa llegó a Guatemala para contribuir a la modernización del ejército, sobre todo, de su artillería, igual sucedió en El Salvador, años antes, cuando otra misión militar gala llego a ése país. Entre ambos ejercitos centroamericanos existen muchas similitudes y cercanías, que luego se consolidaron cuando Guatemala apoyó a El Salvador en su guerra contra Honduras en 1969, favor que ese país pagaría durante el aislamiento militar de Guatemala en los años ochentas.
Figuras históricas, como la del comisionado militar en Guatemala (comandante local en El Salvador), tienen su historia aquí y debido a su éxito en el control social y territorial del país, copiada por los salvadoreños. Descubrimos que misiones militares estadounidenses se sumaron a éste esfuerzo modernizador en los años treintas y dotarían al ejército de modernos materiales en los años cuarentas, a tenor de la amenaza japonesa y alemana al continente durante la Segunda Guerra Mundial.
en 1959 arribó una misión naval sueca con el encargo de ayudar a la organización de la fuerza naval, y desde entonces, Guatemala poseería una de las mejores y mayores fuerzas navales en la región. Hay un espacio dedicado al apoyo guatemalteco a la frustrada invasión de bahía de Cochinos por exiliados cubanos que contaron con el apoyo político y militar del gobierno guatemalteco de la época.
Pese a éste excelente cúmulo de conocimientos históricos, los militares de Guatemala poco han escrito sobre sus operaciones COIN en su guerra de 36 años, es un tema evadido y al que se refieren muy pocos en sus obras, dejando que sean sus enemigos los que cuenten esa historia de la guerra, por lo tanto, dicha historia siempre está cargada hacia un lado.
Es una lástima, ya que las fuentes orales de ese conflicto se van apagando año con año y muy poco quedará para poder ser contrastado objetivamente y obtener las lecciones pertinentes de esa guerra. Con todo, es una obra que no puede ser obviada si se quiere comprender la referida lucha y el devenir histórico de una de las instituciones más antiguas de ese país, su ejército.

viernes, 1 de julio de 2016

PARTE DE GUERRA: TLATELOLCO 1968


Una obra imprescindible para entender el uso de la fuerza militar en condiciones de no-guerra y como herramienta de acción política contra opositores internos. Realmente fue una triste realidad de la historia de los ejercitos en América Latina durante casi todo el siglo XX, Parte de Guerra se reconstruye a partir de los documentos de actores claves en ésta revuelta mexicana de 1968, revuelta en la que jugaría especial relevancia las unidades de paracaidistas del ejército mexicano, unos hechos hasta hace poco desconocidos por nuestros historiadores.
La obra de 269 páginas nos adentra en los documentos que consignan la participación del Batallón de Fusileros Paracaidistas, una de las unidades de Elite del ejército mexicano. En éste caso su utilización para combatir el disenso político de organizaciones con o sin filiaciones marxistas, el cruce de esa endeble línea entre la defensa del poder político y la defensa de la patria. Como guardianes legales de la república, hemos asistido al uso indiscriminado de las Fuerzas Armadas latinoamericanas en estos menesteres, algunos con sobradas justificaciones y otros, no tanto.
Lo importante de ésta obra es que contribuye al debate sobre la legitimidad al utilizarse a las Fuerzas Armadas de un país en el combate contra los opositores políticos o como ha estado sucediendo cada vez en mayor grado, al combate del crimen (narcotráfico, pandillas, etc). No debe despreciarse la historia de estas situaciones, ya que ellas nos proveen de un marco de referencia y estudio que debe privar en los centros de enseñanza militar y político de nuestros países.
Ha sido importante leer en ésta obra las mediadas de control de fuego y uso de la fuerza militar por parte de los militares mexicanos que comandaron estas acciones, al margen de su uso político, como ha sido el triste caso de esas unidades militares-políticas llamadas Estado Mayor Presidencial o Guardia Presidencial, que proliferaron en nuestros países al margen o con autonomía del mando castrense, unas más que otras, pero que todas han significado un profundo lastre para la institucionalidad militar latinoamericana.
Los paracaidistas han sido unidades de Elite en la que los gobiernos, en varias partes del mundo, han depositado su confianza a la hora de emplear al ejército en actividades anti-disturbios o de sofocamiento de rebeliones. Los casos en Inglaterra en Irlanda, México en 1968 y otras partes del mundo, lo demuestran. Su entrenamiento, su profesionalismo y hasta sus mismas leyendas les han demostrado aptas para estos menesteres, otra cosa es si fueran legítimamente utilizadas por sus gobiernos.
Sin lugar a dudas una obra infaltable como referencia histórica y caso de análisis para nuestros estudiosos.

martes, 31 de mayo de 2016

CÓNDOR EN EL AIRE


Cuando comencé a leer Cóndor en el aire, no esperaba encontrar en el conflicto colombiano una gran similitud con la guerra salvadoreña, ni que ambos ejércitos estuvieran tan conectados en su doctrina de contrainsurgencia a traves de compartir el entrenamiento que las Escuela de Lanceros inpartió a los alumnos salvadoreños que comenzaron a llegar a ésta a mediados de los años setentas, a pocos años de la exitosa ofensiva militar colombiana contra el ELN, la Operación Anorí.
La obra del Tcnel. Villamarin Pulido documenta profusamente la primera operación aerotransportada del ejército colombiano en 1973, contra 3 columnas del ELN, operación que estuvo a punto de destruir dicha organización terrorista. Objetivo que no pudo ser logrado debido a la intervención del estamento político de ésa época, acción que me ha hecho reflexionar sobre los mismos problemas que el ejército salvadoreño tuvo que enfrentar en su guerra.
La obra de 345 páginas es rica en ejemplos operativos y tácticos de las operaciones de contrainsurgencia, nos muestra las dificultades que tuvo que superar el ejército regular colombiano para adaptarse a su nuevo enemigo y su forma irregular de combatir. Cómo se afinaron las nuevas tácticas, el tipo de unidades requeridas y la calidad del mando superior al comprender la nueva forma de lucha irregular. Los exitos finales de la operación reseñada estuvieron antecedidos por fracasos que dejaron profundas enseñanzas a los comandantes de campo que dirigieron las operaciones.
El uso de las operaciones tipo Yunque y Martillo, tan comunmente utilizadas al principio de la guerra salvadoreña son descritas aquí como una valiosa herramienta táctica para combatir a un enemigo tan escurridizo como son las guerrillas. El uso de unidades especiales, de combate, de rastreo, comunicaciones, interrogación e inteligencia fueron valiosas enseñanzas que luego, los salvadoreños emplearían en su guerra. Estas enseñanzas, proveidas en la Escuela de Lanceros colombiana fueron complementadas por las enseñadas en la Escuela de Las Américas del ejército estadounidense.
Algunas enseñanzas no fueron aplicadas por los salvadoreños, por ejemplo, de su experiencia, los colombianos dedujeron que no era conveniente mantener bases permanentes desperdigadas en el terreno, ya que eran objetivos apetecidos por las guerrillas que las atacaban con mayores efectivos, y cuyo aislamiento impedia un refuerzo inmediato, precisamente lo que aplicaron las guerrillas del FMLN entre 1981 y 1983 al atacar las bases aisladas y pequeñas del ejército, destruyendolas casi en su totalidad.
No hay duda que la presente obra es todo un compendio de experiencias acumuladas, buenas y malas que todo soldado profesional debería estudiar, sin duda una gran lectura, amena y fácil de seguir aún para los más legos.

jueves, 19 de mayo de 2016

INCURSIONES: FUERZAS DE CHOQUE DEL DESIERTO


Una de las obras mejor logardas sobre estas unidades de élite creadas durante la Segunda Guerra Mundial. La campaña africana ha sido de mis preferidas, quién no ha escuchado sobre el zorro del desierto, el Afrikakorps, el SAS y el LRDG. El desempeño de las unidades especiales o de comando en ésta parte del mundo enfrentó uno de los lugares más inhóspito. Las patrullas de largo alcance del desierto y el SAS británico, la compañía autotransportada sahariana italiana debieron recorrer miles de kilómetros en un desierto abrazador, dónde solo los más fuerte pudieron sobrevivir. Para la historia salvadoreña es preciso mencionar que los comandos del SAS (Servicio Aéreo Especial) británico nacieron en ésta coyuntura y su posterior desarrollo sería el ejemplo que las patrullas Hacha salvadoreñas, en los años 80s seguirían. Estos, como aquellos harían honor a su nombre y establecerían una sólida reputación de combate entre sus similares en centroamérica.
Las 160 páginas de la obra, nos llevan por un recorrido cronólogico desde la fundación de estas unidades hasta el final de la SGM; su organización, armas, equipo y sobre todo, las misiones de combate que cumplieron durante la guerra en el desierto africano. De sus 11 capítulos, el  que más disfrute fue sin duda el noveno, LA INCURSIÓN CON JEEPS. A diferencia de las patrullas Hacha salvadoreñas, las británicas usaron extensivamente los vehículos de motor para movilizarse y cumplir con sus misiones, no podía ser de otra manera, debido a las largas extensiones de terrenos que había que cubrir en cada misión. Los salvadoreños por su parte, se beneficiaron de lo pequeño de su país y casi todos sus movimientos fueron a pie por por vía aérea.
La descripción de las incursiones en los aerodromos del Eje, dónde patrullas abordo de sus Jeeps modificados y armados, al son de una carga de caballería, destruyeron en tierra docenas de aeronaves sin que sus tripulaciones pusieran un pie a tierra fueron impresionantes. Velocidad, audacia y valor eran los compañeros de estos hombres que no dudaron en ningún momento, ofrecerse como voluntarios para estas nuevas unidades.
El mismo comandante del Afrikakorps, Erwin Rommel testimoniaría lo duro que fue combatir estos nuevos adversarios, que en más de una ocación, lo tuvieron como blanco específico. Profusamente ilustrado, el libro nos atrapa desde su inicio hasta su fin. Lo recomiendo ampliamente para descubrir el genesis del que los Raiders salvadoreños descienden con Honor.

jueves, 28 de abril de 2016

MEMORIAS DE UN SOLDADO


Pocas obras consiguen ser amenas e interesantes a la vez, algo que ha conseguido el Cnel. Boza Gutiérrez, de la extinta Guardia Nacional de Nicaragua. Sus 295 páginas estan repletas de datos, de uno de los períodos más interesantes de la GN, desde que ésta fuera fundada a mediados de 1927 hasta 1972. El ingreso del autor a lamisma desde su fundación, le permite con rigurosidad abordar la descripción de esas tempranas épocas de la GN, la vida cuartelaria, el endeble sistema de salud de esa época y tantos otros pormenores cuando se inicia una nueva fuerza militar.
La época marca tambien la lucha contra las guerrillas de Sandino, en las que el autor toma parte como cadete de la nueva Academia Militar. Es la campaña que libra el cuerpo de la infantería de marina estadounidense contra Sandino la que coloca en otra perspectiva ese momento de la vida de Nicaragua, ya que es en esas luchas que algunos oficiales y oficiales no-comisionados del Ejército Norteamericano ganarían una reputación que les ayudó a ganar sus laureles de héroes en la Segunda Guerra Mundial. Me refiero al caso del Gral. Lewis B. Puller, mejor conocido por "Chesty" Puller.
El autor nos presenta algunos de los eventos más relevantes en la vida política de Nicaragua, como un testigo privilegiado, pues estuvo en el momento oportuno y en el lugar correcto, algunos de estos hechos nos demuestran lo pernicioso que es el politizar una institución armada que debía estar al servicio de la nación y no de una familia. Su lectura resultará más que interesante ahora que en El Salvador se vive el mismo fenómeno.
Los once capítulos en que esta dividida la obra, nos adentra a una GN desconocida, la otra GN diran algunos, aquella que tenían en mente sus gestores estadounidenses y las mentes más lúcidas de la sociedad nicaraguense, cómo se inició el germen de su perdición y porque al final fue tremendamente repudiada por el pueblo de Nicaragua.

miércoles, 2 de marzo de 2016

PODER CIVIL Y FUERZAS ARMADAS EN HONDURAS



Una interesante obra que trata las relaciones civiles-militares en Honduras dentro del contexto centroamericano de los años noventas del siglo pasado, muy interesante si se toma en cuenta que dicho estudio remarca que la profesionalización del ejército hondureño en Centroamérica es más bien tardio y solo arranca apenas en 1954, cuando tambien se firma el primer convenio de asistencia militar con los Estados Unidos de América.
Centrado principalmente en el capítulo II de la obra, la autora describe con mucho acierto el innegable poder político de la institución castrense hondureña en la vida del país. El golpe de Estado del ejército en junio de 2009 contra el gobierno de Mel Zelaya puso de manifiesto que ya entrado el nuevo siglo XXI, el ejército hondureño sigue siendo en última instancia el arbitro de la política en aquel país.
La autora señala en su trabajo tres fenómenos asociados a la influencia del ejército sobre los otros poderes del Estado, uno de ellos, la Seguridad Nacional, impulsada por el Gral. Alvarez Martínez permitio el apoyo de la Contra nicaraguensey al establecimiento de bases y despliegue de tropas  estadounidenses en su suelo para contener a los sandinistas que gobernaban Nicaragua y que amenazaban extender su revolución a toda Centroamérica.
Muy revelador es también, el reconocimiento del hecho que el gobierno hondureño siempre acude a "problemas" externos con sus vecinos cuando es presionado por su propia población, lo que ha venido haciendo desde principios del siglo XX, mayormente usando sus problemas con El Salvador y Nicaragua. Un mal aliado durante el conflicto interno que asolo a El Salvador, razón por la cuales necesario entender el juego de poder que se dirime en Honduras de cuando en cuando, mientras se trata de construir una democracia en aquel país.
Como siempre, otra lectura altamente recomendada para mis lectores.

viernes, 12 de febrero de 2016

BLINDADOS EN HAITI


Esta excelente obra me fue obsequiada por un camarada brasileño, que sabe de mi pasión por los vehículos blindados. El autor Stephani Bastos nos presente un recuento completo de los vehículos blindados desplegados por las fuerzas militares y policiales que conforman la misión MINUSTAH, para finales de 2011 para esta misión militar de la ONU era de 8,520 efectivos que fueron colocados bajo el mando de un oficial superior brasileño, país que contribuyó con dos batallones de infantería.
Las 108 páginas de éste excelente libro estan llenas de fotografías detalladas de los vehículos blindados que fueron desplegados por los ejércitos y fuerzas policiales de los paises que aportaron sus contingentes a éste esfuerzo internacional. Son de especial interés los vehículos de la República Popular de China (WJ94 y ZFB05), los de Jordania (Ratel 20), Brasil (Urutu EE-11) y Uruguay (OT-64 entre otros. Un excelente laboratorio de armas en un ambiente de acción urbana y operaciones anti-disturbios en los que se ven involucrados estos efectivos apoyados por vehículos blindados.
El despliegue fotográfico amplio y a color es un verdadero gusto a los ojos de los especialistas y fans de ésta clase de vehículos. El mismo se lo debemos al autor, curador del museo de vehículos militares y blindados del museo conde de Linhares (museo del ejército), en Rio de Jainero.
Dividido en seis principales capítulos, se aborda la temática del despliegue y composición de la fuerza, y la descripción amplia de los blindados que les apoyan. Es una lastima que el contingente salvadoreño adscrito al batallón chileno en dicha misión, no haya llevado sus vehículos UR-416, tan ampliamente utilizados en nuestro conflicto interno y por lo tanto probados en combate.
Otra inprescindible obra en nuestra biblioteca.

lunes, 1 de febrero de 2016

AFRIKA KORPS


Las 463 páginas de una de las obras fundamentales y mejor logardas sobre la historia de uno de los cuerpos militares más renombrados de la SGM, me refiero a los hombres que integraron el Africa Korps alemán que sirvio en las candentes arenas del desierto egipcio, libio y tunecino, en una de las campañas militares más emblemáticas de esta conflagración. Sun duda, su autor, Paul Carel realizó un ingente esfuerzo por documentar de forma imparcial y objetiva la vida de las tropas germano-itañianas que sirvieron en el Africa Korps, con más de 1,000 entrevistas realizadas, la obra presenta una profundidad pocas veces alcanzada por otras similares, a lo que se agrega el lenguaje de la crónica periodistica unido al de la historia militar para presentarnos un trabajo que atarapa al lector desde su inicio.
En Julio de 1997 era un recién ascendido capitán en el ejército salvadoreño, tenía apenas 3 años de haberme dedicado al estudio de  la historia militar cuando me encontre ésta joya de la literatura en los estantes de la biblioteca del CODEM (antigua Escuela Militar), con mi copia bajo el brazo caminaba por uno de los pasillo del Ministerio de la Defensa cuando me encontre con el Gral. Ángel Orellana, a la sazón Vice-ministro de Defensa de esos días, sabedor de mis estudios sobre la historia militar me pregunto sobre el libro que llebaba bajo mi brazo, se lo mostro orgulloso y jamás olvidare sus palabras: "En reconocimiento al profesionalismo y cualidades de investigador ehortandole continue en beneficio de nuestra institución", palabras que plasmo en una de las páginas de dicha obra.
la lectura de ésta obra me dejo pasmado, igual que otros autores, siempre les admiré a ellos su capacidad para colocarse a un lado del campo de batalla y sumegirse en su mundo de explosiones y dolor para contarnos, no una versión de los hechos, sino algo más aproximado a la realidad de los hechos pero dejando en el lector, la tarea de obtener sus propias conclusiones. Ese ha sido el trabajo que más he admirado de los grandes historiadores militares del siglo XX y aunque Paul Carel no es propiamente un historiador academico, él como muchos otros ha señalado un nuevo camino para abordar la historia militar, menos ortodoxo, más entendible y sobre todo, más fascinante al lector.
Sus 32 capítulos nos llevan a recorrer la saga de unos soldados que pelearon por ellos mismos, sus camaradas y porm su jefe, el legendario Erwin Rommel, el Zorro del Desierto. Se describen pasajes tan vividos de las acciones temerarias de éste joven general alemán, en las propias líeas del frente de batalla, que le granjearon ser admirado e idolatrado por sus topas, quienes le consideraban como su igual. Desde el arribo de las primeras tropas alemanas en febrero de 1941 hasta su rendición en Tunez en mayo de 1943, la descripción de sus batallas, los entretelones políticos del mando estratégico y las vidas humanas retratadas de sus soldados, la obra es todo un testamente sin igual en la descripción de un cuerpo militar tan singular. No hay duda que Paul Carel consigue transmitir al lector los sentimientos que acompañaron al soldado alemás y de los alidaos en las duras condiciones de la guerra en el desierto.
Definitivamente les recomiendo ésta obra y como siempre, les invito a enviarme sus comentarios.

martes, 19 de enero de 2016

EN EL SILENCIO DE LA BATALLA


Una de las obras que intenta recrear la Ofensiva Hasta el Tope, de noviembre de 1989 desde el punto de vista de la izquierda. Su autor, un ex -miembro del partido comunista salvadoreño hace un gran esfuerzo por presentarnos éste lado de la historia en un consolidado de hechos y argumentos que a su juicio, así ocurrieron.
Las 597 páginas de éste libro nos adentran en la psiquis de aquellos izquierdistas que comandaron a algunas de las fuerzas rebeldes que ingresaron a la capital salvadoreña en su búsqueda del sueño socialista, en aquellos días liderada por la URSS. En la que se conoce como la última batalla de la Guerra Fría, Berne Ayala nos presenta estas crónicas, que hay que aclarar, no son un estudio histórico de dicha ofensiva, pero que no desmerecen tampoco su esfuerzo por intentar darle un orden y sentido a una serie de hechos, algunos realidades y otros cuentos uranos, pero que ambos han quedado en el imaginario popular como verdades innegables y presisamente ahí, es cuando se revela como importante éste aporte del autor.
Como otros antes que él, el autor incurrere en los errores comunes al querer describir el dispositivo, los efectivos y la psiquis de las unidades de la FAES que combatieron esa arremetida rebelde en la ciudad capital, sin embargo, su limitado conocimiento sobre su enemigo es de algunja m,anera compensado con los datos que aporta sobre el despliegue y capacidad del FMLN en dichios eventos.
Atraves de 6 capitulos, el autor nos adentra en algunos de los pormenores de la planificación, acumulación de fuerzas y objetivos que el FMLN se planteo durante esta ofensiva, el serio desafio que planteo al Estado y Ejército salvadoreño durante una semana de combates intensos e ininterrumpidos, que luego seguirian a unas semanas de puja por demostrarle al mundo que las guerrillas, pese a su fracaso en la capital, eran aún una fuerza militar que debía ser tomada en cuenta.
Otro valioso aporte d ela obra es que rescata a los combatientes anónimos d ela insurgencia que comandaron y guiaron a sus fuerzas contra las unidades de Elite de la FAES, en unos combates que pudieron desembocar en la derrota de la FAES y la caida del gobierno de Alfredo Cristiani. Por otro lado, es interesante como el autor analiza los entrecejos del otrora dictador cubano Fidel Castro en su apoyo a una de las organizaciones del FMLN, me refiero al ERP y cómo éste a pesar de la experiencia negativa apoya a Joaquín Villalobos en su planteamiento sobre que todavía era posible, a esas altiuras d ela guerra, la insurrección popular, idea que sello definitivamente la derrota de las guerrillas en la capital.
Para aquellos estudiosos de nuestro conflicto, definitivamente es una obra que debemos tener en nuestra biblioteca.