Follow by Email

viernes, 1 de julio de 2016

PARTE DE GUERRA: TLATELOLCO 1968


Una obra imprescindible para entender el uso de la fuerza militar en condiciones de no-guerra y como herramienta de acción política contra opositores internos. Realmente fue una triste realidad de la historia de los ejercitos en América Latina durante casi todo el siglo XX, Parte de Guerra se reconstruye a partir de los documentos de actores claves en ésta revuelta mexicana de 1968, revuelta en la que jugaría especial relevancia las unidades de paracaidistas del ejército mexicano, unos hechos hasta hace poco desconocidos por nuestros historiadores.
La obra de 269 páginas nos adentra en los documentos que consignan la participación del Batallón de Fusileros Paracaidistas, una de las unidades de Elite del ejército mexicano. En éste caso su utilización para combatir el disenso político de organizaciones con o sin filiaciones marxistas, el cruce de esa endeble línea entre la defensa del poder político y la defensa de la patria. Como guardianes legales de la república, hemos asistido al uso indiscriminado de las Fuerzas Armadas latinoamericanas en estos menesteres, algunos con sobradas justificaciones y otros, no tanto.
Lo importante de ésta obra es que contribuye al debate sobre la legitimidad al utilizarse a las Fuerzas Armadas de un país en el combate contra los opositores políticos o como ha estado sucediendo cada vez en mayor grado, al combate del crimen (narcotráfico, pandillas, etc). No debe despreciarse la historia de estas situaciones, ya que ellas nos proveen de un marco de referencia y estudio que debe privar en los centros de enseñanza militar y político de nuestros países.
Ha sido importante leer en ésta obra las mediadas de control de fuego y uso de la fuerza militar por parte de los militares mexicanos que comandaron estas acciones, al margen de su uso político, como ha sido el triste caso de esas unidades militares-políticas llamadas Estado Mayor Presidencial o Guardia Presidencial, que proliferaron en nuestros países al margen o con autonomía del mando castrense, unas más que otras, pero que todas han significado un profundo lastre para la institucionalidad militar latinoamericana.
Los paracaidistas han sido unidades de Elite en la que los gobiernos, en varias partes del mundo, han depositado su confianza a la hora de emplear al ejército en actividades anti-disturbios o de sofocamiento de rebeliones. Los casos en Inglaterra en Irlanda, México en 1968 y otras partes del mundo, lo demuestran. Su entrenamiento, su profesionalismo y hasta sus mismas leyendas les han demostrado aptas para estos menesteres, otra cosa es si fueran legítimamente utilizadas por sus gobiernos.
Sin lugar a dudas una obra infaltable como referencia histórica y caso de análisis para nuestros estudiosos.