Follow by Email

viernes, 19 de diciembre de 2014

DULCES GUERREROS CUBANOS


Pocas obras históricas se adentran en la realidad de la revolución cubana y sus FFAA, Norberto Fuentes lo hace magistralmente a partir de su único conocimiento interno de las mismas por haber formado parte de su entramado y que por hazares del destino, encontrara la libertad en la tierra de sus enemigos, donde fuera acogida ya como un exiliado.
por ello, su obra, y en éste caso su presente libro está lleno de datos inéditos sobre la participación cubana en las guerras de Angola, el narcotráfico y el comercio ilícito de diamantes, marfil, etc. Sin embargo, es su descripción detallada de los entramados de la aprticipación militar cubana en Angola la que nos ocupa. Encontramos aquí por vez primera, una referencia más exacta al papel que jugaron las Tropas Especiales cubanas en esa guerra y en otros menesteres, y a diferencia de lo que muchos creen, dichas tropas no estaban adscritas a las FFAA, sino a las de Seguridad Interna, es decir, al Ministerio del Interior.
Se sigue así, el modelo soviético de disponer de las mejores tropas para la defensa del regímen y por ende, son ellas las depositarias de la confianza de los castros y en sus diversas unidades anidan historias de casi todas las intervenciones cubanas en el mundo, interesante para nosotros, su prticipación en las guerras que asolaron nuestro continente, particularmente a El Salvador. El mismo Norberto llega a afirmar que uno de los oficiales de estas tropas participó en la voladua del puente de Oro sobre el río Lempa, en octubre de 1981.
Otro capítulo importante es la descripción del juicio estilo estalinista que en 1989 terminaría en el fusilamiento de parte de la crema y nata del liderazgo militar que pudo haber sido el relevo de los castros y que precisamente, el autor cita como la principal causa de su deceso. Sus 460 páginas estan llenas de historias que merecen ser analizadas por los historiadores militares para ser colocadas en el contexto global de las intervenciones militares cubanas en el tercer mundo.
Seix Barral acota de dicha obra: "Mientras los vientos de la Perestroika amenazaba a las viejas castas soviéticas que gobiernan en los paises del Este de Europa, Fidel Castro refuerza el blindaje de su régimen personal y desencadena la detención de los carismáticos líderes revolucionarios y militares que, según sus letales sospechas podrían sustituirle al frente del país."
La obra esta tan bien estructurada y llena de tanto realismo, que los atrapará desde un unicio, sin duda es una obra que no puede faltar en la biblioteca de los estudiosos de nuestros conflictos, se los recomiendo incluso como libro de cabecera para no olvidar que griegos y troyanos, como humanos que son, llevan con ellos los genes de la maldad o del bien. Espero sus comentarios.

jueves, 30 de octubre de 2014

LOS DELIBERANTES: EL PODER MILITAR EN HONDURAS


La obra es quizás, la radiografía más completa de como los militares hondureños han logrado dominar la política en éste país, aún ahora, ya entrados en la segunda década del siglo XXI. Matías Funes, el autor nos lleva por un recorrido historico que explica los pormenores del poder militar en Honduras, nación que muchos especialistas consideran con un atraso político de al menos 50 años respecto de su vecino más al Sur.

Aparecida en los años noventas, la obra exacerbó más el debate que sostenia el país en esos años sobre la conveniencia de la desmilitarización del país, empresa que fracasó ante la gran concentración de poder e influencia del estamento armado del  vecino país. Éste fracaso pesaría enormemente durante el golpe militar de 2009 que acabaría con el gobierno de Mel Zelaya y pondría de manifiesto que son los militares hondureños los que en verdad gobiernan.
Sus 422 páginas son una lectura obligada, pues explica al investigador de nuestros conflictos por que Honduras fue considerado un mal alido de El Salvador durante el conflicto interno que asoló a éste pequeño país y su pobre desempeño en las pocas acciones armados que libro contra los pequeños grupos guerrilleros que existieron en el país durante los ochentas.
Es muy revelador e interesante el perfil que diversos autores (citados en la obra) hacen del Cnel. Alvarez Martínez durante fungió como comandante de las Fuerzas Armadas hondureñas y su posterior asesinato en enero de 1989 cuando ya no era más que un olvidado de la historia. Aunque uno no pueda estar deacuerdo con ciertas aseveraciones que hace el autor, no puede más que otorgar respeto a éste nuevo enfoque sobre la historia de los militares hondureños, rompiendo con los esquemas de la historia de bronce hasta ahora conocida.
Un hecho es notorio en la obra, el poder otorgado a los militares no fue producto de un asalto o de una lucha política de sus jerarcas, no, al contrario, el autor devela que son los mismos civiles quienes se vuelven complices de las autoridades militares para cohabitar y hacer usufructo de sus conexiones con ellos. Creanme, haran un viaje por la historia castrense y política de aquel país.
La relación de los diferentes gobernates civiles con la cúpula militar y los entretelones del derrocamiento del Jefe de las Fuerzas Armadas, Cnel. Alvarez Martínez, casi el mismo esquema que 25 años despues repitirian los militares golpistas.
Les animo a su lectura y a sacar sus porpias conclusiones.

sábado, 13 de septiembre de 2014

LOS QUE SE FUERON POR LA LIBRE


No hay duda que la obra de Mario Roberto Morales, otrora guerrillero de la FAR es un testimonio de vida en el lado insurgente, ésta vez guetamalteco que desnuda el terrible abismo entre quienes estuvieron en primera línea desafiando la muerte y sus cabecillas que luchaban por el control del aparato partidario y la pureza ideológica de unas ideas construidas sobre la sangre y el engañode cientos de militantes de izquierda, que enamorados de unos falsos ideales, no dudaron en colocar sus vidas al servicio de sus amos.
130 páginas de una especie de testimonio-crónica de la vida del autor en el movimiento revolucionario guatemalteco que nos desnuda sus miserias y errores, que nos conduce por las veredas retorcidas de la lucha contra el enemigo interno, el verdadero enemigo interno, aquel militante que piensa por si mismo, que no esta dispuesto a dejarse conducir como un borrego al matadero, que expone el lado humano de la envidia, la codicia y la apetencia por el poder de los cabecillas de la guerrilla.
Es una obra imperdible para los estudiosos de nuestros conflictos, nos permite desnudar la fragilidad del romanticismo de la izquierda que popula en nuestro continente, ese romanticismo que no nos deja ver la crueldad de una ideología que ha sido capaz de asesinar a millones en el mundo para instaurar su pureza ideologica. Por fin entendemos que la jerga revolucionaria que los cabecillas de la izquierda latinoamericana han enarbolado solo es aplicable a sus militantes, ellos estan por encima de eso, son los oráculos de los círculos de poder de la guerrilla  que interpretan y ordenan, aquel que no esta dispuesto a obedecer es tachado de traidor y su pena es la ejecución sumaria.
 La obra dispone de otro insumo, es un testimonio que deberá ser valorado en cuanto a que aporta pruebas que la guerrilla guatemalteca fue más una guerrilla urbana al estilo de las sudamericanas que un movimiento rebelde respladado por los indígenas Mayas, con los que en su inmensa mayoría no pudieron engarzarse y llevarlos a sus movimientos de masas, un punto importante por cuanto aporta ejemplos del fracaso de la teoria del "foco guerrillero" , tan reinvindicado por la izquierda latinoamericana.
Otro dato de suma importancia es la descripción de las acciones urbanas, sobre todo en la ciudad capital, dónde explotar 17 bombas en diferentes lugares de la misma es descripta como una gran operación estrategica de la suvbersión. Éste es un vocabulario que encontramos en la totalidad de los escritos sobre la guerra en el lado de la izquierda guatemalteca, a veces la he descrito como su disculpa a la verguensa que sienten de no haber podido construir un movimiento suvbersivo más eficiente como el de sus hemanos salvadoreños y a mantener con este lexico, una descripción de la situación militar favorable frente a sus aliados o simpatizantes en el extranjero.
En suma, un libro que no debe faltar en nuestra biblioteca, como siempre, espero sus comentarios.

lunes, 28 de julio de 2014

EL GENERAL SIN MEMORIA


Uno de los mejores libros que he leido hasta ahora, obsequio de mi amigo Arturo Montenegro es parte de las joyas de mi biblioteca. Pocas veces si es que ninguna, los militares en Latinoamérica dejan que escritores o periodistas se adentren en su mundo, aunque solo sea en el recuerdo de su memoria pero que bien que por fin nos encontramos poco a poco con estas historias que son un ejemplo para nuestros compañeros de armas en todo el continente, es tiempo que compartan con nosotros su rica historia personal y no partan de éste de éste mundo con esa deuda.
La obra escrita por el reportero mexicano Juan Veledíaz nos lleva por caminos entrecruzados entre la memoria del Gral. Rangel Medina (quién falleciera en diciembre de 2005) y la propia historia de México. Son las entrañas del ejército, la historia contada por un general de tres estrellas diria el autor Veledíaz al resumir la contribución de éste militar a la construcción de un acercamiento más objetivo y "desde adentro" del ejército Mexicano.
Qué decirles de la lectura de esta magnifica obra, cuyas 398 páginas nos sumergen en el Ejercito y atravez suyo, en el de México de los años sesentas y setentas,  sin ambajes, de forma directa como lo era el Gral. Rangel Medina, un militar que labró su destino desde conscripto y que se mantuvo fiel a sus creencias y valores pese a la maquinaria asfixiante que suele ser el ejército, una institución de por sí conservadora en extremo.
Podemos interiorizarnos de los entretelones que llevaron al ejército mexicano a enfrentar las revueltas sindicales, los primeros movientos guerrilleros y las primeras luchas contra el narcotráfico, recorrer esos pasillos gubernamentales donde se tomaban las decisiones y además, enterarnos de las personalidades más altas, el Secretario de Defensa que conducía los destinos políticos de las Fuerzas Armadas y su relación con el poder político.
Todos tópicos que nos haran entender el ahora del ejército mexicano en su lucha contra los carteles de la droga y luego preguntarnos si aprendimos las lecciones de esa historia o estamos repitiendo esquemas ya caducos de sufrimiento y miseria. Por fin los caminos historicos se develan en una pujante crónica que nos invita a acompañarla y que yo recomiendo ampliamente.
Podemos examinar con detenimiento la vida del soldado regular en un ejército Latinoamericano y de paso recordar frases como cuadra, formación de Diana, instrucción de patio, caballero cadete y encontrar su procedencia y significado, todo un viaje al interior de nuestros cuarteles. Hay un momento en las memorias del General Rangel que nos recuerda porque el historiador, aún militar no es muy querido en su propio gremio, y a proposito de la posible publicación de sus primeros escritos por las autoridades castrenses cito a continuación "Luego de la evaluación hecha por altos mandos de la Secretaria de Defensa se determinó no darla a conocer porque la manera en que retrató a unos generales, como................, era crítica y alejada del "mito" que rodeaba a ambas figuras al interior de la institución". En verdad les digo que es toda una obra digna de leerse.
En El Salvador, aún no tenemos un general de éste porte, un militar que sea más leal con sus deberes y que nos permita atisbar desde su memoria los entretelenos de nuestra historia reciente. Esta especie de memoria y crónicas merece un lugar privilegiado en nuestra biblioteca, debería ser obra de texto en las diferentes escuels de formación de todos los ejércitos Latinoamericanos, sin duda una obra que debemos leer.

domingo, 1 de junio de 2014

LA LEGIÓN EXTRANJERA

Pocas veces he leido un libro tan fascinante como el que Georges Blond escribiera sobre la Legión Extranjera, esa unidad militar de la Francia llena de tantos mitos y leyendas, publicada en 1967 la primera edición con sus 460 páginas nos atrapa desde el principio. La crónica periodistica como es relatada la historia de la Legión nos sumerge n ese fascinante mundo del periodista que nos atrapa en sus relatos, lejos de los rigores académicos de las aulas de historia, Blond nos presenta una obra que gusta al lector, centrada sobre los hechos más determinantes en la vida de esta unidad militar gala, los hechos historicos no son olvidados, ni las organizaciones y el armamento con que estos soldados combatieron y murieron, si, murieron por la Francia, aunque a veces pareciera que este gran país les despreciara.
La obra se distribuye a lo largo de 12 capítulos que cuentan con esquemas, mapas y croquis que ayudan al lector a hacerse una idea de las batallas y su topografía, aunque para mi gusto hecho de menos las fotografías pues la obra no cuenta con ninguna. El capítulo 4 esta dedicado a uno de los más fieron y recordados combates que sostuviera la Legión y que para bien o para mal se desarrolló en nuestras tierras, en México para ser más precisos, Camarón como fue bautizada esta encarnizada lucha el 30 de abril de 1863.
Así, capítulo a capítulo, batalla tras batalla, el autor nos adentra en los corazones de estos soldados, en sus temores y odios, nos cuenta de sus aventuras, sus quereres y aspiraciones, con prodigiosa pluma, Blond no deja en el olvido a esas mujeres de hierro que acompañaron a sus legionarios a traves del mundo, brindandoles sus caricias y el paraiso, si el paraiso para unos condenados que no le reprochaban a sus superiores nada, ya que ellos también compartían sus penas.
Mis lectores en verdad esta obra no dejaran de leerla hasta su final, aún así buscaran afasonasamente en sus páginas alguna línea sin leer, sus relatos les cautivaran desde el inicio y su corazón se acongojará al leer como los soldados de Legión, ahora en Indochina se ofrecian como voluntarios para ser lanzados sobre Diem Bien Phu, donde sus hermanos estaban siendo masacrados y el envio de refuerzos ya no podia salvarlos, qué espíritu de cuerpo. Para los que hemos tenido mando de tropas en combate, el más bello y noble sentimiento del soldado por sus hermanos.
Como siempre, espero sus comentarios.

lunes, 14 de abril de 2014

EL FUROR Y EL DELIRIO


Una obra que debería ser texto de estudio en toda universidad, El Furor y el Delirio es la obra de Jorge Masetti, hijo prodigo de la revolución castrista y uno de sus principales soldados en la escena internacional durante 16 años, nos descubre la verdadera naturaleza de la dictadura de los hermanos castro, donde los princpios revolucionarios dieron pie a la actividad delictiva transnacional. Por ser contado desde sus entrañas, la obra no tiene parangon alguno y nos ilustra con grave preocupación lo que hasta ahora creiamos saber de la revolución cubana.

Sus 29 capítulos repartidos en 298 páginas me han dejado pensativo sobre uno de los hechos más oscuros y reconditos de los dirigentes de la fracasada revolución cubana, desde el principio, Masetti nos introduce al aparato clandestino de  los castro, sus recovecos, sus traiciones y venganzas, nos lleva por las calles de la Habana, Luanda en Angola, Panamá y Suramérica y tantas otras ciudades, desnudando las actividades de uno de los servicios de inteligencia marxistas poco estudiados en nuestro continente y que la prologista de esta obra describe perfectamente cuando sostiene "Reviví también el juicio a Arnaldo Ochoa y Tony de la Guardia, tras el cual fueron fusilados, impregnando la casta que dirige Cuba de ese olor repulsivo que dejan los asesinatos programados como rituales de exorcismo colectivo, pero que no son más que la máscara tras la cual los verdaderos culpables intentan disimular la pérdida definitiva de su honor".
Y vaya que esta obra desnuda el tinglado dónde se movia el espionaje cubano alrededor del mundo, desde su exilio en Francia, Masetti nos describe crudamente éste oscuro tinglado que, por demás esta decirlo, es lectura obligatoria para aquellos que estudiamos nuestros conflictos. Sostengo que es una lástima que aún no existan obras dedicadas a los servicios de espionaje centroamericanos durante la ultima mitad del siglo XX pero sin duda, esté libro es un justo comienzo y un espolón para aquellos que tomen éste reto.
Eñ capítulo 27 y 28 de la obra, son a mi juicio los más profundos del autor, ya que lo llevan a diagramar desde adentro el burdo juicio stalinista que dirigido por los hermanos castro termino con el fusilamiento del Gral. Arnaldo Ochoa y Tony de la Guardia, dos de los más respetados militares cubanos de aquella época, la traición de que fueron objeto y su juicio arreglado era algo nunca visto desde la época de Stalin en la Unión Soviética, algo que el mundo crei superado.
A mis lectores les digo, he quedado fascinado y complacido con ésta obra, no dejen de leerla que los absorverá desde principio a fin.

miércoles, 26 de marzo de 2014

HISTORIADORES MILITARES SALVADOREÑOS DEL SIGLO XXI



El último gran historiador militar (empírico) salvadoreño de finales del siglo XX fue el Prof. Jorge Lardé y Larín (1920-2001), quién en 1977 nos obsequiara su ensayo sobre los Orígenes de la Fuerza Armada de El Salvador, una publicación patrocinada por el Ministerio de la Defensa de aquel entonces.
Pero quizás, su obra más completa en éste campo es Historia Militar de El Salvador, que con el mismo patrocinio terminara en 1994 y que hasta la fecha se encuentra inédito, así como las biografías de importantes jefes militares como el Gral. Malespín le honran como el historiador militar por excelencia de finales del siglo XX.
Junto a él debo agregar al Cnel. Mariano Castro Morán, un militar salvadoreño que se convirtió en el primero en escribir sobre la historia política del ejército salvadoreño. Publicada en 1983, la obra es una muestra del único interés que las Fuerzas Armadas despiertan en los círculos académicos salvadoreños: su impacto en las luchas políticas internas. Publicaciones a las que agregaría Reseña histórica de las administraciones presidenciales y de la Policía Nacional de El Salvador desde 1867 hasta 1994, y Relámpagos de Libertad que siguen la tónica de su primer obra.
Esta tradición, la de los historiadores militares fue más prolífica en el siglo XIX, cuando en el país aparecieron numerosas obras sobre el ejército nacional, sus líderes y campañas, tanto en suelo patrio como en el extranjero. Aunque es de notar, que algunas obras de índole histórico-militar fueron publicadas en la primera mitad del siglo XX, como la interesante obra Historia Militar de El Salvador, del Cnel. Gregorio Bustamante Maceo, aparecida en 1951, éste tipo de obras no fue el producto de la consagración a la historia militar, sino más bien un aporte a dicha literatura.
Hacia finales del siglo XX tenemos los valiosísimos aportes del distinguido militar de origen guatemalteco, Gral. Pedro Zamora Castellanos, Estudios Militares de Centroamérica, Vida Militar de Centroamérica y Nuestros Cuarteles; obras en la que dedica un capítulo a nuestro ejército, convirtiéndose de esta manera en el militar centroamericano que más ha escrito sobre el ejército salvadoreño hasta principios del siglo XX.
Es decir, que en El Salvador no tenemos, ya comenzado el siglo XXI una gran tradición por la historia militar. La Academia y sus historiadores se han encontrado desde el principio, con la dificultad para abordar esta especialización de la historia, pues hasta ahora, ningún instituto o universidad brinda cursos o diplomados en historia militar para proveer los conocimientos técnicos al historiador que desea abordar esta temática.
Así pues, ante la imposibilidad de abordar estos estudios por falta de preparación técnica adecuada, la historia militar salvadoreña casi que estaba condenada a desaparecer de nuestra historia.
Es a principios del siglo XXI que una nueva generación de militares comenzará, de manera empírica a realizar aportaciones en éste nuevo despertar de dicha ciencia, así, en el 2002, el Cap. PA Douglas Cornejo publicaría Historia de la Fuerza Aérea salvadoreña y dos años después, en 2004 el Cap. Herard von Santos nos presentaría su ensayo ¡EMBOSCADA! Tanquetas al asalto, a la que seguirían sus memorias en 2006, Días de Trueno, seguida en 2008 de Soldados de Elite en Centroamérica y México, a la que le seguiría en julio de 2009, La Guerra El Salvador-Honduras Ilustrada. También en 2008, el Gral. Juan Orlando Zepeda nos presentaría su obra Perfiles de la guerra en El Salvador.
En 2011 nace a la vida pública el Círculo de Escritores Militares que agrupa a un pequeño grupo de militares  en retiro y civiles entusiastas de la historia militar, los que inician formalmente un nuevo renacer de la historia militar salvadoreña. Así, en 2013, uno de sus miembros, el Cap. Balmore Vigil publicaría su obra Soldados en Combate. Luego vendrían en 2014, de éste grupo La Muerte desde el cielo: Historia de los paracaidistas salvadoreños 1962-2012 y Aerotécnicos: Historias increíbles. 
Y están por aparecer Historia de la BRAZ: separando el mito de la leyenda, Alas de Acero, Julio de 1969, El batallón Cuscatlán en Irak, y otros títulos. Éste es el nuevo renacer de la historia militar en el país, liderada por un nuevo grupo de historiadores militares empíricos que a diferencia de sus antecesores no están vinculados al estado o al Ministerio de la Defensa salvadoreño y que reivindican una mejor comprensión de nuestra historia militar.

sábado, 22 de febrero de 2014

CUBA: EL PRIMER SATÉLITE SOVIÉTICO EN AMÉRICA


Daniel James nos presenta una obra basada en más de 50 entrtevistas con personas que lucharon contra la tiranía de Batista y la ahora dictadura de los hermanos castro, publicada en 1962, la obra nos muestra la naciente paradoja de auqellos que apoyaron a Castro a combatir la dictadura de Batista y que, desilucionados, ahora combaten la de los hermanos castro. Sus 399 páginas nos conducen por una historia no contada sobre la revolución cubana, el verdadero papael que jugaron muchas de las figuras icónicas de dicha revolución, no siempre admirable o heroica pero si humana y desgarradora.
Buen inicio para comprender una revolución que ha hecho todo lo imaginable por colocar en un pedestal a sus "héroes" construidos sobre la base de sus escritos oficiales o historia oficial si se quiere, mientras destruye el legado de lucha de aquellos que osaron desafiar la dictadura de Castro, muy al estilo soviético, fueron desaparecidos de la historia oficial y ahora sus gestas han desaparecido de la memoria del pueblo cubano o han sido horriblemente mutiladas.
Sus 18 capítulos nos conducen por un camino tortuoso pero en cierta medida predecible. En mayo de 1958, Castro declaraba al periodico Chicago Tribune que "El movimiento 26 de julio nunca ha hablado de socilaismo, ni de socialización, ni de la nacionalización de las industrias. Esto es simplemente miedo estúpido a nuestra revolución". Bueno, ya sabemos en que terminaron estas candidas declaraciones. El libro me gusta por su facilidad para la lectura, como periodista, el autor logra mezclar la dinámica de la novela de tipo investigativo con la historia, manteniendo atento al lector al texto.
Pero además, nos permite dar un vistazo con no mucho tiempo de distancia, entre el entusiasmo y posterior desafecto de algunos de los principales seguidores de Castro como es el ejemplo de Huber Matos, uno de los grandes revolucionarios cubanos a quién tuve el privilegio de conocer en persona. en tan solo 3 años, la nueva dictadura de Castro había desilucionado a las mejores mentes de la revolución, condenandolas al paredón de fusilamiento, al exilio o a la cárcel; esa historia, la historia de los patriotas cubanos traicionados nunca había sido contada tan magistralmente, sin duda la presente obra arroja luz sobre uno de los períodos más interesantes de la revolución cubana.
Uno de los capítulos más importantes de la obra, es el dedicado a los eventos que cristalizaron en el ataque al cuartel Moncada, el 26 de julio de 1953, cuando con 165 de sus camaradas, los hermanos castro intentaron derrumbar la distadura de Batista. Descrita paso a paso, lejos de la novela que el oficialismo cubano ha tejido ahora sobre tales hechos, podemos dar un vistazo al desarroollo de los hechos desde un punto de vista más objetivo y descubrir el verdadero papel jugado por los hermanos castro en tales trascendentales eventos.
Hasta el papel costarricense en el envío de armas a los rebeldes cubanos es descrito aquí, hechos que a mí, me tomaron por sorpresa, Centroamérica pues, es desde aquellos años una especie de joya para los cubanos. De mucha importancia para mis investigaciones ha sido encontrar un paralelismo entre el partido comunista cubano y el salvadoreño de finales de los años setentas. Parece ser que en ambos casos, los comunistas fueron los últimos en aceptar la lucha armada y en consecuencia en crear su aparato armado.
Como lectores de nuestra historia, está por demás recomendarles éste excelente libro y aprender de una de las dictaduras más largas en nuestro continente, sobre aquel tiempo donde se colocaron las bases que les permitiría demoler las aspiraciones del pueblo cubano y reemplazarlas por una dictadura que lleva ya más de 50 años oprimiendo a su pueblo.

domingo, 19 de enero de 2014

DE SEUDÓNIMO CLARA






Acabo de terminar de leer el libro de seudónimo CLARA, las memorias noveladas de una integrante de la última generación de los comandos urbanos del Partido Comunista salvadoreño. La novela de 167 páginas ha sido muy reveladora para mi, que me dedico al estudio de nuestra guerra, en primer lugar por la ingenuidad con que los jóvenes militantes de izquierda asumieron la pertenecia a organizaciones subversivas en estructuras clandestinas que se encargaban de destruir la economía del país, atacar blancos políticos y militares y tantas otras cosa por las que son conocidos estos grupos urbanos.

A veces no sé qué pensar de una militante de izquierda que asume su inocencia frente a su captura por sus enemigos y no frente a la destrucción que ocaciona, ya sea esta material o humana o que asumen su causa política como única verdad y lucha correcta; es la clara visión de todo militante de izquierda. La obra nos presenta la primera oportunidad de adentrarnos en el mundo de los comandos urbanos, aquellos que libraron una despiadad guerra en las sombras contra sus enemigos, los que ademas de destruir postes del tendido electrico y cajas telefonicas, también ajusticiaron a hombres cuya unico pecado fue pertenecer a familias acaudaladas, secuestraron a infinidad de gentes del mundo diplomático y de negocios para aumentar sus fondos para hacer la guerra.
Aunque por momentos me inquiero de la profunda distancia de la experiencia relatada por la autora con la de aquellos profesionales y experimentados comandos urbanos que atacaron infinidad de objetivos, oficiales de alto rango del ejercito, pilotos de la FAS, instalaciones de la GN, y tantas otras que poco a poco estan siendo documentadas, en la obra se atisba una estructura menos preparada, poco entrenada e ideologicamente poco preparada para enfrentar a sus enemigos.
Sus 21 capítulos nos llevan por un entramado poco refinado de estas estructuras, que no sé, si debe a que son los ultimos momentos de la guerra salvadoreña y el reclutamiento y entrenamiento de estos cuadros estaba ya, por encima de las posibilidades del PC, o si eran a proposito sacrificados para entretener en su destrucción a los organismos de inteligencia del estado y así evitar que se enfocaran en el combate a los verdaderos cuadros de sus comandos urbanos. 
Revelador fue también, saber del trato (persecución y asesinato) dado a sus militantes por el PC, cuando estos eran capturados por sus enemigos y tenian la "debilidad de confesar"y entregar a sus compañeros, esta arista si que es nueva, aunque ya algo había escuchado de otros miembros del FMLN. Lo cierto es que debemos seguir inquiriendo sobre éste capitulo de nuestra guerra, tan escondido y sombrio, por eso me da gusto que uno de sus protagonistas se halla animado a compartir con nosotros sus memorias al respecto, por eso, bien vale la pena leer esta obra.

miércoles, 8 de enero de 2014

RETAZOS DE MI VIDA



La obra de 258 páginas se supone que constituyen las memorias de Lorena Peña durante su vida militando en la organización marxista, FPL durante la guerra. Como tantas otras obras, uno espera encontrar un acercamiento con los hechos que sacudieron o marcaron el desarrollo militar de nuestro conflicto pero como tantas veces, he quedado defraudado, se sigue insistiendo en el papel romantico de la guerrilla salvadoreña, en su invencibilidad en el campo de batalla y sus derrotas, cuando son admitidas se les achaca a otros factores, no a sus estrategia, tactica o composicion de sus fuerzas militares.
Es una lástima porque con el tiempo se constituiran en una historiografía del conflicto fallida, al estilo de la histografía soviética de la época del dictador Stalin. Sus ocho capítulos estan pletoricos de hazañas y hechos heroicos que uno se pregunta, cómo es que no ganaron la guerra, si casi ganaron todas las batallas. Una de estas batallas, la de Santa Ana, el 10 de enero de 1981 esta llena de errores e impresiciones por no llamrle de otra manera. En éste caso las FPL se atribuyen una fuerza de 2,000 personas, un poco más de 200 armas largas y varios talleres de explosivos en la zona, con ellos atacarian la 2da. Brigada de Infantería si el levantamiento del ERP coordinado con el Cap. Mena Sandoval fallaba.
En su relato, la autora afirma que en Estado Mayor conjunto se coordinó el levantamiento de la 2da. Brigada, sin embargo, ya se sabe que dicho levantamiento realmente fue coordinado por el ERP y no falló en un primer momento, sin embargo, el esquema insurreccional de esa ofensiva final impidio que las FPL aprovecharan el momentaneo exito del ERP (es mi opinión personal que las otras organizaciones del FMLN nunca dieron crédito al levantamiento militar que el ERP afirmó coordinar en Santa Ana, esto explicaría la poca disposicion de las FPL para atacar la brigada).
La afirmación de la autora sobre la incorporación masiva de la población a su lucha ese enero de 1981, no encuentra asidero historico, todas las investigaciones serias estan de acuerdo que durante esta ofensiva final, fue poca la población que se incorporó a la lucha y fue de hecho, una de las razones de su derrota. Estas afirmaciones sin mayor respaldo son en definitiva los obstaculos que deben sortearse cuando el lector interesado en saber de nuestro conflicto toma contacto con éste tipo de literatura. La obra tambien refleja un desprecio por los aportes de otra de las organizaciones del FMLN, me refiero al ERP, hay una constante en la obra tendiente a descalificar los logros de esta organizacion y magnificar los de las FPL, en esas circunstancias, como lectores nos encontramos atrapados entre los relatos que pueden ser verdaderos y los acomodados a fines políticos o partidarios.
Algo parecido ocurre con el relato de la autora sobre la ofensiva de noviembre de 1989, cuando afirma que "como FPL cumplieron con las misiones que se impusieron" en el ataque a Santa Ana de nuevo. Ahora esta comprobado que su ataque fue tan debil, que ni siquiera impidio el envio de refuerzos a la ciudad capital por parte de la 2da. Brigada, que era uno de los objetivos de las FPL, su recuento de estas acciones estan sobredimensionadas y se evita en todo momento aceptar la derrota del ataque a Santa Ana.
Otro fenómeno encontrado en la obra es la descalificación de organizaciones terroristas internacionales como la OLP, ya que se afirma, que su ente rector (en aquellos días) Al Fatha era como la "representación de la burguesia nacionalista palestina", primera vez que encuentro este adjetivo para referirse a una organización terrorista como la OLP. Algo bueno del libro, es que nos dice sobre el tipo de literatura que las organizaciones subversivas, especialmente las FPL estudiaban para cualificar a sus cuadros, libros como el mini-manual del guerrillero urbano de Mariguela, los escritos de Mao y de los Tupamaros; es decir, algo bueno entre tanta novela.
Espero sus comentarios como siempre.