Follow by Email

sábado, 17 de noviembre de 2012

LOS PARACAIDISTAS

Es de mis obras preferidas por la profundidad de la investigación histórica y por lo ameno de su lectura, no hay duda que el autor, el Cnel. Ortega Gaitan se ha convertido en el historiador militar guatemalteco mas connotado de su época. Las 326 paginas del libro nos describen el proceso de formación de una de las unidades mas antiguas en el ejercito de Guatemala, nos despeja las dudas sobre su organización y equipamiento a través de su larga historia desde finales de los años cuarentas. Para aquellos que nos gusta lee sobre estas unidades de Élite, les digo que no se arrepentirán de obtener este libro que además esta acompañado de muchas fotografías inéditas que nos permiten atisbar la época de oro del paracaidismo militar en Guatemala.
Sus 6 capítulos nos llevan paso a paso por la historia de los paracaidistas guatemaltecos y como sus oficiales graduados en Francia influirían mayormente en sus tradiciones y vestimenta, deben recordar que los paracaidistas de Guatemala usan la boina negra al igual que los paracaidistas franceses, mientras que en el resto del mundo occidental (por lo general) se acostumbra la boina color marrón. Esto sin quitar merito al papel mas protagonista que jugo el ejercito estadounidense en la formación y equipamiento de esta unidad y que el autor reconoce en su justo valor.
Otro dato importante en el libro, es la descripción bastante detallada de la participación de los paracaidistas guatemaltecos en las maniobras regionales "Fraternidad" auspiciadas por el CONDECA y el Comando Sur estadounidense. maniobras que se desarrollaron en la república de Honduras, en septiembre de 1962, importante para aquellos que estudian la historia del CONDECA y del paracaidismo militar en la región. La obra se completa con numerosos relatos personales que el autor ha logrado recopilar y que ponen en perspectiva el peligroso mundo de los paracaidistas.
Conocí la historia de mis hermanos de la seda guatemaltecos cuando en diciembre de 2002 tuve el honor de visitar su casa, en el puerto de San José, ahí se me dispenso una visita que culmino con el regalo de un ejemplar de este libro que atesoro con mucho cariño, a mis lectores les animo a leerlo, se que quedaran satisfechos.