Follow by Email

lunes, 28 de julio de 2014

EL GENERAL SIN MEMORIA


Uno de los mejores libros que he leido hasta ahora, obsequio de mi amigo Arturo Montenegro es parte de las joyas de mi biblioteca. Pocas veces si es que ninguna, los militares en Latinoamérica dejan que escritores o periodistas se adentren en su mundo, aunque solo sea en el recuerdo de su memoria pero que bien que por fin nos encontramos poco a poco con estas historias que son un ejemplo para nuestros compañeros de armas en todo el continente, es tiempo que compartan con nosotros su rica historia personal y no partan de éste de éste mundo con esa deuda.
La obra escrita por el reportero mexicano Juan Veledíaz nos lleva por caminos entrecruzados entre la memoria del Gral. Rangel Medina (quién falleciera en diciembre de 2005) y la propia historia de México. Son las entrañas del ejército, la historia contada por un general de tres estrellas diria el autor Veledíaz al resumir la contribución de éste militar a la construcción de un acercamiento más objetivo y "desde adentro" del ejército Mexicano.
Qué decirles de la lectura de esta magnifica obra, cuyas 398 páginas nos sumergen en el Ejercito y atravez suyo, en el de México de los años sesentas y setentas,  sin ambajes, de forma directa como lo era el Gral. Rangel Medina, un militar que labró su destino desde conscripto y que se mantuvo fiel a sus creencias y valores pese a la maquinaria asfixiante que suele ser el ejército, una institución de por sí conservadora en extremo.
Podemos interiorizarnos de los entretelones que llevaron al ejército mexicano a enfrentar las revueltas sindicales, los primeros movientos guerrilleros y las primeras luchas contra el narcotráfico, recorrer esos pasillos gubernamentales donde se tomaban las decisiones y además, enterarnos de las personalidades más altas, el Secretario de Defensa que conducía los destinos políticos de las Fuerzas Armadas y su relación con el poder político.
Todos tópicos que nos haran entender el ahora del ejército mexicano en su lucha contra los carteles de la droga y luego preguntarnos si aprendimos las lecciones de esa historia o estamos repitiendo esquemas ya caducos de sufrimiento y miseria. Por fin los caminos historicos se develan en una pujante crónica que nos invita a acompañarla y que yo recomiendo ampliamente.
Podemos examinar con detenimiento la vida del soldado regular en un ejército Latinoamericano y de paso recordar frases como cuadra, formación de Diana, instrucción de patio, caballero cadete y encontrar su procedencia y significado, todo un viaje al interior de nuestros cuarteles. Hay un momento en las memorias del General Rangel que nos recuerda porque el historiador, aún militar no es muy querido en su propio gremio, y a proposito de la posible publicación de sus primeros escritos por las autoridades castrenses cito a continuación "Luego de la evaluación hecha por altos mandos de la Secretaria de Defensa se determinó no darla a conocer porque la manera en que retrató a unos generales, como................, era crítica y alejada del "mito" que rodeaba a ambas figuras al interior de la institución". En verdad les digo que es toda una obra digna de leerse.
En El Salvador, aún no tenemos un general de éste porte, un militar que sea más leal con sus deberes y que nos permita atisbar desde su memoria los entretelenos de nuestra historia reciente. Esta especie de memoria y crónicas merece un lugar privilegiado en nuestra biblioteca, debería ser obra de texto en las diferentes escuels de formación de todos los ejércitos Latinoamericanos, sin duda una obra que debemos leer.