Follow by Email

sábado, 22 de febrero de 2014

CUBA: EL PRIMER SATÉLITE SOVIÉTICO EN AMÉRICA


Daniel James nos presenta una obra basada en más de 50 entrtevistas con personas que lucharon contra la tiranía de Batista y la ahora dictadura de los hermanos castro, publicada en 1962, la obra nos muestra la naciente paradoja de auqellos que apoyaron a Castro a combatir la dictadura de Batista y que, desilucionados, ahora combaten la de los hermanos castro. Sus 399 páginas nos conducen por una historia no contada sobre la revolución cubana, el verdadero papael que jugaron muchas de las figuras icónicas de dicha revolución, no siempre admirable o heroica pero si humana y desgarradora.
Buen inicio para comprender una revolución que ha hecho todo lo imaginable por colocar en un pedestal a sus "héroes" construidos sobre la base de sus escritos oficiales o historia oficial si se quiere, mientras destruye el legado de lucha de aquellos que osaron desafiar la dictadura de Castro, muy al estilo soviético, fueron desaparecidos de la historia oficial y ahora sus gestas han desaparecido de la memoria del pueblo cubano o han sido horriblemente mutiladas.
Sus 18 capítulos nos conducen por un camino tortuoso pero en cierta medida predecible. En mayo de 1958, Castro declaraba al periodico Chicago Tribune que "El movimiento 26 de julio nunca ha hablado de socilaismo, ni de socialización, ni de la nacionalización de las industrias. Esto es simplemente miedo estúpido a nuestra revolución". Bueno, ya sabemos en que terminaron estas candidas declaraciones. El libro me gusta por su facilidad para la lectura, como periodista, el autor logra mezclar la dinámica de la novela de tipo investigativo con la historia, manteniendo atento al lector al texto.
Pero además, nos permite dar un vistazo con no mucho tiempo de distancia, entre el entusiasmo y posterior desafecto de algunos de los principales seguidores de Castro como es el ejemplo de Huber Matos, uno de los grandes revolucionarios cubanos a quién tuve el privilegio de conocer en persona. en tan solo 3 años, la nueva dictadura de Castro había desilucionado a las mejores mentes de la revolución, condenandolas al paredón de fusilamiento, al exilio o a la cárcel; esa historia, la historia de los patriotas cubanos traicionados nunca había sido contada tan magistralmente, sin duda la presente obra arroja luz sobre uno de los períodos más interesantes de la revolución cubana.
Uno de los capítulos más importantes de la obra, es el dedicado a los eventos que cristalizaron en el ataque al cuartel Moncada, el 26 de julio de 1953, cuando con 165 de sus camaradas, los hermanos castro intentaron derrumbar la distadura de Batista. Descrita paso a paso, lejos de la novela que el oficialismo cubano ha tejido ahora sobre tales hechos, podemos dar un vistazo al desarroollo de los hechos desde un punto de vista más objetivo y descubrir el verdadero papel jugado por los hermanos castro en tales trascendentales eventos.
Hasta el papel costarricense en el envío de armas a los rebeldes cubanos es descrito aquí, hechos que a mí, me tomaron por sorpresa, Centroamérica pues, es desde aquellos años una especie de joya para los cubanos. De mucha importancia para mis investigaciones ha sido encontrar un paralelismo entre el partido comunista cubano y el salvadoreño de finales de los años setentas. Parece ser que en ambos casos, los comunistas fueron los últimos en aceptar la lucha armada y en consecuencia en crear su aparato armado.
Como lectores de nuestra historia, está por demás recomendarles éste excelente libro y aprender de una de las dictaduras más largas en nuestro continente, sobre aquel tiempo donde se colocaron las bases que les permitiría demoler las aspiraciones del pueblo cubano y reemplazarlas por una dictadura que lleva ya más de 50 años oprimiendo a su pueblo.