Follow by Email

jueves, 4 de agosto de 2011

COMENZANDO UNA NUEVA EXPERIENCIA


Muchas veces, después del término del conflicto interno salvadoreño, allá por 1992, siempre conversaba con mis compañeros de armas, sobre la esperanza de que algún día alguien escribiera sobre nuestra guerra. Paso el tiempo y la historia objetiva de nuestra guerra se perdió como el rumor de su inicio. Al ir profundizando en nuestro conflicto me di cuenta que toda una nueva generación, no solo salvadoreña, sino centroamericana se encontraba a oscuras y confundida, cuando de hablar sobre nuestros conflictos se trataba.
Nuestros historiadores no logran calar en el objeto de su carrera y prefieren ponerse al servicio de causas, de ideologías, de personas antes que servir a nuestra juventud, antes que arrojar luz sobre la oscuridad que envuelve los hechos que han ensangrentado a toda nuestra región y que a casi 20 años, es preciso develar su verdadera imagen para que nuestros jóvenes saquen las lecciones pertinentes de esos hechos y podamos compartir los frutos de estudios mas objetivos sobre nuestras guerras.
Con este Blog, quiero aportar mi grano de arena y dedicarlo al sano intercambio de opiniones, que sobre nuestras guerras han escrito innumerables autores, unos mas afortunados que otros, al intentar adentrarse por unos caminos escabrosos y no redituables, que solo nos dejan, a aquellos que se atreven a esgrimir la palabra escrita, la satisfacción de contribuir a develar esa historia, tan necesaria en nuestro tiempo.
Por ello, ahora y utilizando esta nueva herramienta, comentaremos aquí, esas obras para que los lectores futuros, los académicos, los investigadores y los críticos (que siempre abundan) podamos intercambiar opiniones sobre estos libros para que poco a poco, la verdad de nuestras conflictos salga a la luz, al menos en su mayor parte.
Le doy la bien venida a todos aquellos que acepten el reto de leer y comentar nuestra bibliografía, propia y extraña sobre esos terribles años que han dejado una profunda huella en las almas de aquellos que las vivimos y una profunda sed de saber en aquellos que apenas empiezan a conocer de ellas.