Follow by Email

domingo, 15 de enero de 2017

CHAVÍN DE HUÁNTAR: EL RESCATE


Un excelente libro que nos cuenta una de las operaciones de rescate más audaces logradas en nuestro continente y que ha significado, junto a otras dos operaciones de éste tipo, la madurez alcanzada por nuestras fuerzas armadas en la ejecución de éste tipo de operaciones. La operación de rescate del Secretario General de la OEA, Joao Baena Soarez en Noviembre de 1989, en El Salvador y el rescate de los rehenes colombianos en 2008 completan esta trilogía que estamos obligados, como estudiosos del arte militar, a leer detenidamente para obtener las enseñanzas pertinentes.
Conocía al autor de la obra durante una conferencia que nos dictaba en el CHDS (Centro Hemisférico de Estudios de Defensa), en Washington, en 2008, para nuestra alegría, al terminar su conferencia, el Gral. Williams Zapata nos obsequió un ejemplar de su libro. La verdad es que pocas veces uno tiene la oportunidad de leer un libro tan sencillo pero completo en cuanto a que logra describir con detalle la operación de rescate sin muchos rodeos, de manera puntual y muy a secas. No es un relato novelado o algo por el estilo, es la crónica de la operación militar en sí, acompañada de gráficos y fotografías que vuelven comprensibles las fases de aproximación y asalto a la casa del embajador del Japón en Lima.
Claro que hacen falta más relatos y descripciones de las fuerzas especiales peruanas que lograron semejante éxito, esta es quizás la deuda del autor, pero confío en que pronto tendremos nueva información al respecto. El libro, de 100 páginas nos lleva por los recodos políticos y militares que antecedieron a la operación y que nos permiten comprender las complejidades de una operación de éste tipo y lo difícil que fue, para sus comandantes militares, la toma de decisiones. Es importante hacer notar aspectos como la aceptación, en la fuerza que ejecutaría la operación de rescate, de la contribución de las fuerzas especiales de la marina de guerra del Perú, demostrando con ello, la madurez alcanzada por sus planificadores.
Otro aspecto de suma importancia, fue el estudio individualizado de las personalidades de los terroristas del grupo Movimiento Revolucionario Túpac Amaru (MRTA). Esto permitió al mando de la operación, decidir el momento más oportuno para realizar el asalto, amén de toda la inteligencia necesaria para identificar las condiciones, no solo de los terroristas y elementos amigos dentro de la embajada, sino de las condiciones y características del inmueble. Esto permitio un entrenamiento acelerado en las condiciones mejor posible para realizarlas, tanto en el aspecto físico como en la psicología de los terroristas.
No hay duda que es una obra que todos deberíamos leer detenidamente y recordar como aquel 22 de Abril de 1997, el ejército peruano se inscribió en la historia militar de nuestro continente.