Follow by Email

domingo, 19 de julio de 2015

COMANDOS


De mis libros preferidos, COMANDOS del autor Peter Young nos lleva a los primeros días de la Segunda Guerra Mundial, cuando Inglaterra estaba a punto de ser derrotada por la Alemania de Hitler. Combatientes hasta el final, los ingleses resistieron pero no se conformaron con ello, apenas despues de su derrota en Dunkerke, ya estaban buscando la forma de volver al continente Europeo y combatir a las victoriosas tropas alemanas.
Es en ese momento crucial de su historia, que decidieron formar unas unidades de infantería ligera, bien entrenadas, armadas con lo más modernas armas para la infanteria y dotadas de un nuevo espíritu de lucha, en donde el valor, el corage y sacrificio era la norma y no la excepción. Habían nacido los comandos. Esta idea británica fue retomada por los Estados Unidos al crear a sus famosos Ranger y en El Salvador tendríamos al famoso Atlacatl, estos herederos de los comandos, son en sí mismos un justo tributo a su audacia en los campos de batalla de la SGM.
Hospitalizado mientras leia éste excelente libro, me deleite con sus 160 páginas, el autor, otro veterano de estas unidades, nos describe con gran elocuencia y de viva voz, las peripecias que tuvieron que pasar para dar vida a una nueva forma de combatir. Sus 8 capítulos nos llevan desde la creación y formación de estas unidades hasta sus últimas acciones en Alemania en 1945, luego serían desactivadas y solo sobrevivirían los camando de la Royal Navy, quienes hasta el día de hoy recogen sus tradiciones e historial.
Armados con las sub-ametralladoras Thompson, granadas de mano, cuchillos especiales y los infaltables fusiles ametralladores Bren, los comandos ingleses asolaron la costa occidental Francesa bajo ocupación alemana; intentaron dar cuenta del propio Mariscal Erwin Rommel, Jefe del Afrika Korps en el Norte de Africa y muchas otras audaces misiones. Con excelente material fotográfico y mapas de las situaciones tácticas, la obra es fácil de entender por aquel que no es militar, no hay jerga rebuscando, por el contrario, esta escrita en un lenguaje sencillo y claro.
A mi mente venieron los duros días de mi curso Ranger en la Escuela de las Américas y en mi absorta lectura, casi me veía junto a un comando británico rumnbo a las islas Lofoten, en Noruega, aquel 3 de marzo de 1941. Bajo la incertidumbre de la espesa neblina que cubría la zona de desembarco en las islas Lofoten, las lanchas de desembarco inglesas se aproximaron a su objetivo......, que decir de estas aventuras tan magistralmente expuestas en ésta obra, en verdad se las recomiendo a todos justedes y como siempre, espero sus comentarios.