Follow by Email

domingo, 2 de septiembre de 2012

LA TERQUEDAD DEL IZOTE





Uno de los primeros libros que leí sobre la guerra salvadoreña y del que se hablaba mucho en aquellos primeros días de la firma de la paz entre el gobierno salvadoreño y el FMLN. La obra narra las historias que conforman las vivencias de los operadores en la Radio Venceremos, la que durante la guerra fue el vocero oficial del FMLN. Mi ejemplar por lo tanto, es de la primera edición de 1992. Cuando lo empecé a leer con sumo interés, este fue desapareciendo conforme me adentraba en las lineas de la obra.
La Terquedad del Izote, como casi todas las obras escritas por aquellos que militaron en las filas rebeldes nos retrata la vida dentro de la radio venceremos, la de sus locutores y la de aquellos que de una u otra forma formaron parte del gran colectivo que dirigió la guerra en el norte de Morazán por parte del ERP. Lastimosamente el libro solo cubre los años de su fundación, es decir 1981 y llega hasta 1983 para luego saltar hasta la firma de los acuerdos de paz; en verdad no se a que obedece que el autor, la voz insigne de esta radio, Carlos Consalvi no haya permitido que los lectores exploraran los años mas difíciles que vivió este colectivo, contentándose únicamente con retratar los años de victoria por decirlo de alguna manera.
Precisamente ese es su fallo, deja en el lector aquella sensación de triunfalismo que no se corresponde con los amargos años de las derrotas, de las numerosas deserciones, de los castigos a los comandantes y de las ejecuciones sumarias de aquellos que abandonaban la organización. Sus 278 paginas están llenas de relatos heroicos y románticos de unas guerrillas que sin necesidad de ellos, han ganado su lugar en la historia de nuestro continente. Como una vez me dijera su propio autor, el libro fue escrito en tiempo de guerra, cuando la propaganda primaba mas que la verdad histórica.
Lo que si es cierto, es que la obra nos hace adentrarnos en las personalidades de aquellos jefes rebeldes, que envueltos por el mito, sus vidas guerrilleras nos han llegado deformadas hasta nuestros días. debo admitir también, que en este libro encontré interesantes pistas que al seguirlas me condujeron a conocer en la vida real a estos míticos jefes. Para los investigadores de nuestra guerra, el libro es una herramienta mas que nos permite una aproximación a uno de los capítulos importantes de nuestra guerra, la creación y funcionamiento de una radio rebelde durante 12 años sin poder ser destruida por el ejercito pero además, nos permite un vistazo a la interioridad de la comandancia del ERP, uno de los grupos guerrilleros mas capaces militarmente. Todos los relatos incluidos en la obra son amenos y despiertan en el lector la curiosidad por seguir leyendo y al margen de su inexactitud histórica se vuelven de consulta obligatoria.
quizás el capitulo mas importante de la obra, es la que cuenta la operación con la que el ERP tendió una trampa al Tcnel. Domingo Monterrosa, matándolo al colocar explosivos escondidos en uno de los equipos de la venceremos que astutamente dejaron como señuelo. Monterrosa que murió al explotar su helicóptero en el aire, en Joateca dejo un hondo vacío en las filas castrenses que no pudo ser llenado por ningún otro líder militar, además con el murió todo el mando de la operación Torola IV, aquel 24 de octubre de 1984.